Asaja denuncia que la politización del agua pone en peligro el regadío

  • La organización asegura que la situación hidrológica en Almería es "inquietante"

Asaja pide soluciones a las administraciones ante la acuciante escasez de agua que vive la provincia de Almería. Asaja pide soluciones a las administraciones ante la acuciante escasez de agua que vive la provincia de Almería.

Asaja pide soluciones a las administraciones ante la acuciante escasez de agua que vive la provincia de Almería. / diario de almería

Asaja Almería lanza una reflexión sobre la declaración de decretos de sequía y sus consecuencias reales. Para la organización, el primer objetivo que se pretende con la declaración de sequía de una cuenca es asegurar los recursos hídricos para la población y para ello es imprescindible aplicar los planes hidrológicos de cuenca que incluyen un Plan Especial ante situaciones de alerta y eventual sequía (P.E.S), paso previo a la declaración de sequía.

En la cuenca del Guadalquivir ya se ha limitado el uso del agua, donde Andalucía tiene un 90,22 % de la participación y por tanto en la toma de decisiones peso suficiente para evitar la confrontación política. "Ya lo estamos notando y la situación de alerta decretada (P.E.S.) previa a la declaración de decreto de sequía limita a la mitad los riegos agrícolas para el actual año hidrológico, desde 1 de octubre 2017 hasta 30 septiembre de 2018", aunque hay prevista una revisión de las limitaciones durante este mes de diciembre. "En Almería no se ha hecho esperar esta limitación y aunque la provincia sólo representa el 0,40 de la superficie regable de la cuenca del Guadalquivir, en el noreste almeriense se han dejado de regar más de 14.000 hectáreas, a las que hay que sumar otras 5.000 procedentes del Tajo-Segura", explican desde Asaja en un comunicado.

Consideran que hay que acordar un calendario de inversiones que evite las restricciones

Andalucía también está elaborando planes especiales de sequía para todas las cuencas en las que tiene competencias totales, según declaraba la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Diaz, y se espera que próximamente sean comunicados por la Consejería de Medio Ambiente. Ya en la reunión mantenida hace unos días en Almería para presentar la planificación de cuenca para este año hidrológico se insistía en la necesidad de articular estas medidas globales que garanticen un mayor control y ahorro para posteriormente hacer una declaración de sequía en la Cuenca Mediterránea Andaluza y quizás también en la cuenca Atlántica.

"Es cierto que el creciente aumento de la temperatura y la ausencia de precipitaciones originada por el cambio climático es una realidad, pero no deja de ser menos cierto que si las administraciones autonómica y nacional hubiesen cumplido con sus compromisos de inversión, el impacto de la ausencia de lluvias sobre la población y sobre los sectores económicos sería menor". Por este motivo desde Asaja consideran que ya no hay margen y que hay que abandonar la confrontación política para acordar un calendario de inversiones que evite las restricciones, merme el poder exportador y por tanto la pérdida de empleos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios