El Ayuntamiento de la capital trabaja para asegurar el agua a partir de 2020

  • El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, cede los terrenos anexos a la depuradora de El Bobar

El Consejo Municipal Agrario, integrado por representantes de las administraciones públicas, agricultores, regantes y empresas del sector agrícola, y presidido por el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ha acordado la constitución "de una mesa de trabajo que, constituida antes de que termine el mes de septiembre y encabezada por el concejal de Agricultura Juan José Segura, sea capaz de solucionar de forma definitiva el problema del agua para el campo almeriense".

Entre las soluciones puestas sobre la mesa por el primer edil está el ofrecimiento gratuito de "los terrenos anexos a la depuradora para construir la infraestructura necesaria para cerrar el ciclo integral del agua con el sistema de uso terciario". Y todo ello para garantizar el agua para el campo almeriense y que no tenga que perocuparse por contar con un agua de calidad de cara al futuro, ya que los agricultores que están ahora regando con agua desalada no van a poder contar con esta opción para la campaña de 2020. La autorización para el uso del agua de la desaladora con destino al riego "tiene fecha de caducidad". En menos de dos años se corta este grifo y entonces, ni siquiera la voluntad del Ayuntamiento hará posible una ampliación de la concesión, ha indicado Fernández-Pacheco.

El proyecto presentado por los regantes para contar con agua depurada está en estudio

Durante la celebración del Consejo Municipal Agrario de esta misma semana, los propios regantes y agricultores presentes en el salón de plenos los que recordaron que el Ayuntamiento ha sido "la administración que ha desbloqueado una situación crítica y tensa".

A través de una moción aprobada por unanimidad en el pleno del mes de julio, el Ayuntamiento acordaba poner a disposición de los agricultores todos los recursos hídricos, firmar un convenio con la Comunidad General de Usuarios de Aguas de Almería (CGUAL) y convocar el Consejo Municipal Agrario. Una vez cumplidas todas las acciones propuestas, el Consistorio propone ahora seguir trabajando, "con plazos de por medio", para dar una solución definitiva al problema del agua.

Y es que, si la Junta de Andalucía no da el 'ok' al suministro del agua depurada después de estudiar el proyecto presentado por los agricultores y los regantes, y hoy en estudio, dentro de dos años no habría ni agua desalada, ni agua depurada para el campo almeriense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios