Ejidomar prepara la campaña con cerca de 250 socios y 385 hectáreas

  • La cooperativa ha celebrado esta semana su tradicional almuerzo para reconocer el trabajo y la dedicación de sus integrantes

  • La pasada campaña alcanzaron los 40 millones de kilos

Socios y familiares celebraron la tradicional comida de convivencia en un restaurante de El Ejido. Socios y familiares celebraron la tradicional comida de convivencia en un restaurante de El Ejido.

Socios y familiares celebraron la tradicional comida de convivencia en un restaurante de El Ejido. / diario de almería

Ejidomar SCA ha celebrado esta semana su tradicional comida de socios como cada año por estas fechas. Después de cuatro décadas de existencia, la cooperativa ejidense reunió a 325 agricultores socios y familiares para celebrar el fin de la campaña y el comienzo de la nueva.

La agricultura almeriense, de la que es un ejemplo Ejidomar, es un modelo de éxito de la agricultura familiar y del sistema agrario más redistributivo del mundo. En Almería, hay una tasa superior al 50% de empresas cooperativas. La agricultura local es una gran demandante de mano de obra, mayoritariamente con personas en situación de riesgo de exclusión.

Sus principales mercados son Alemania, Suiza, Suecia, Italia, EEUU o Canadá, entre otros Pimiento en distintas variedades, pepino holandés y calabacín, entre sus productos

Tras la presentación de esta importante campaña dio comienzo a las 14:00 horas el almuerzo que congregó a más de 300 personas, entre socios y familiares, en un Restaurante de El Ejido.

La historia de Ejidomar cuenta la evolución de la agricultura almeriense. En estos más de 40 años de existencia (nació en 1975), ha sido parte de la historia activa del sector hortofrutícola almeriense. Esta cooperativa hace todos los años este encuentro con sus agricultores para festejar juntos el trabajo y dedicación de los socios, ya que ellos son los verdaderos impulsores del crecimiento del sector. Además, aquellos socios que estuvieron en los orígenes de la cooperativa han sabido transmitir a sus hijos la importancia de la agricultura para que hayan continuado con la actividad, produciéndose el relevo generacional que es tan importante para el futuro de nuestro sector.

Desde su nacimiento, la cooperativa ha seguido una trayectoria ascendente con un objetivo prioritario, el de permanecer en los mercados más exigentes en calidad.

Ejidomar empezó con unos 20 agricultores socios y comercializaba aproximadamente entre 15 y 20 millones de kilos.

Así fueron las dos o tres primeras campañas, para luego dar un salto exponencial y convertirse en referencia en el sector. Además de la uva, que se comercializó el primer año, los productos que por entonces había eran tomate y judía.

Actualmente, Ejidomar tiene 240 socios con un total de 385 hectáreas, donde cultivan pimiento en distintas variedades como California, Palermo o Sweet Bite; pepino holandés, calabacín, berenjena, sandía y melón.

La pasada campaña 2016/2017, esta firma alcanzaba los 40 millones de kilos comercializados.

Los principales mercados en los que está presente son Alemania, Suiza, Suecia, Italia, EEUU, Canadá, Polonia, Rumanía, República Checa e Inglaterra.El perfil del socio de Ejidomar es el de un agricultor medio. Tiene entre 2 y 3 hectáreas, aunque también hay productores que tienen 6-8 hectáreas. Su principal características es que son socios con mucha antigüedad y muy fieles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios