¿Puede construirse una casa ecológica con tallos de tomate y algas? Sí

  • Los restos de los vegetales pueden ser utilizados para una vivienda, ejemplo de economía circular

El cambiar el tipo de material que utilizamos en la construcción tradicional no siempre sencillo y más si buscamos nuevos materiales que no solo respeten el medio ambiente, también la salud de los ocupantes o que la vez - constructivamente hablando - posea esas propiedades adecuadas para utilizarlos en las obras. Las casas biológicas no son nuevas, pero sí resolver la ecuación a la pregunta… ¿Cómo podemos reciclar los materiales sobrantes de la industria agrícola como componentes de construcción? Y que el resultado sea más que satisfactorio.

Una casa biológica está construida y se compone normalmente de restos de productos agrícolas como paja o hierba. En lugar de ser quemados para obtener energía, estos materiales se transforman en materiales de construcción naturales. Esto no sólo proporciona la mayoría de las materias primas necesarias, sino que también evita que se queme el producto de desecho.

La empresa almeriense Acercade Arquitectura recoge en su web este proyecto innovador

No hay que confundir el término con casas ecológicas, dónde no siempre son "sanas" (Ver más información sobre el concepto de viviendas saludables) . Es decir, podemos practicar una construcción donde los materiales usados - por ejemplo - son el hormigón, pero aprovechamos la energía del sol con placas solares para producir energía, aquí diríamos que es una vivienda ecológica, pero los materiales usados en su estructura no son naturales, ni tampoco son reciclados.

De la misma manera construir una casa biológica con materia naturales no es sinónimo de sostenibilidad. Si construimos una casa de piedra natural es posible que la extracción de la misma, pueda ser que no sea sostenible o renovables, ya que utilizamos un recurso que no es posible regenerar.

El ejemplo de vivienda biológica está diseñada con una economía circular en mente y se desarrolla con un conjunto de principios que aseguran la separabilidad del edificio y la posibilidad de preservar materiales, elementos y componentes en un bucle cerrado a lo largo del tiempo. De esta manera, las valiosas materias primas que se utilizan para la construcción del edificio no acaban como residuos, sino que pueden ser introducidas en nuevos circuitos cerrados.

La firma de arquitectos Een til Een ha traspasado los límites de la construcción ecológica al utilizar materiales que normalmente se considerarían desechos. Ofreciendo una nueva, eficiente y asequible manera de construir viviendas en el futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios