Riego solar, solución a la necesidad hídrica con autoconsumo eléctrico

  • La firma almeriense Hispatec cuenta con un software que permite suministrar una presión constante

Hispatec asistió al encuentro 'Hacia una agricultura productiva y sostenible' donde se analizaron los avances en riego. Hispatec asistió al encuentro 'Hacia una agricultura productiva y sostenible' donde se analizaron los avances en riego.

Hispatec asistió al encuentro 'Hacia una agricultura productiva y sostenible' donde se analizaron los avances en riego. / diario de almería

El bombeo solar o 'riego solar' se emplea de manera experimental desde el desarrollo de las primeras células fotovoltaicas recorriendo un largo camino de innovación y mejora en la búsqueda de caudales y presiones continuas continua para llegar a ser una alternativa real al bombeo convencional.

La técnica del riego solar consiste en alimentar la bomba de riego con energía eléctrica obtenida a través de paneles solares fotovoltaicos, según el blog de Hispatec, www.agrointeligencia.com, que recoge un artículo de Rafael Ferrer, responsable del área de I+D+i de Hispatec.

Las bombas utilizadas en el riego solar pueden ser tanto de corriente continua (DC), empleadas en pequeñas y medianas superficies en instalaciones de hasta 3 kW de potencia, como de corriente alterna (AC), empleadas para grandes superficies acopladas a un inversor en instalaciones de 0.15 kW hasta más de 55 kW, explica Ferrer. Aunque los expertos siempre recomiendan sobredimensionar un poco la potencia de la instalación, apunta.

La técnica del riego solar tiene principalmente beneficios medioambientales y económicos: la fuente de energía empleada no es contaminante; la instalación ya no requiere de una gran inversión inicial; los excedentes de energía pueden almacenarse; y los regantes no son dependientes de las tarifas de riego.

Como inconvenientes, el riego solar depende de las condiciones meteorológicas de la zona para obtener la mayor cantidad de energía posible. Esto implica que en ciertas ocasiones la potencia que se le suministra a la bomba no sea la suficiente para llegar a los sectores de riego más alejados, irrigando así un menor caudal a los últimos cultivos.

Partiendo de este hándicap, multitud de centros de I+D y empresas han trabajado en mejorar tanto las instalaciones de riego como las unidades que controlan la apertura de los sectores. Ferrer añada que "ya disponemos de softwares que permiten que la bomba suministre una presión constante al sistema mediante un sistema de paradas y arranques controlados en función de las condiciones climatológicas del día. Una presión constante, permite minimizar las pérdidas de carga en la instalación, suministrando un caudal constante tanto en los primeros sectores como en los goteros más alejados de la explotación".

El pasado 10 de marzo, Hispatec asistió al encuentro 'Hacia una agricultura productiva y sostenible' en el Centro regional de estudios del agua CREA, donde confluyeron agricultores, investigadores y empresas para poner de manifiesto los grandes avances que se están desarrollando en materia de riego solar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios