El aceite de oliva contará con una nueva normativa de calidad en 2018

La protección del 'oro verde' se basa en buena medida en los planteamientos de la nueva norma en materia de trazabilidad para mejorar el control de la calidad del producto. Todos los eslabones de la cadena de valor estarán supervisados a través del sistema de trazabilidad, desde la producción hasta la puesta a disposición del consumidor final. Los planteamientos para mejorar los sistemas de trazabilidad pasan ineludiblemente por las nuevas tecnologías de la información, de tal modo que los operadores puedan facilitar a la Administración la información sobre el control de la calidad de los aceites, cumpliendo de este modo tanto con la legislación general (Reglamento (CE) Nº 178/2002), como con la específica (Reglamento (CEE) Nº 2568/1991(artículo 7 bis).

La web del centro tecnológico Ainia recoge que la legislación actual está desfasada y es confusa al abordar tanto los aceites de oliva como otros aceites vegetales. Ante esto el legislador ha considerado oportuno separar la regulación de los aceites vegetales, entendemos que de esta forma todos los agentes intervinientes salen ganando, tanto la industria, los consumidores, como las autoridades competentes. El hecho de disponer de una norma propia en el caso de los aceites de oliva, permite una mejor adaptación a los planteamientos de la nueva norma en materia de producción y autocontrol, envasado y etiquetado.

El jefe del Departamento de Legislación de Ainia, José María Ferrer, dice que el sector lleva décadas esperando que se actualice esta legislación y parece que todo apunta a que durante 2018 verá la luz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios