CASI acelera en ecológico y sigue con su expansión por la provincia

  • Miguel Vargas pide a las administraciones que impulsen el uso terciario de las aguas por el bien del campo

El estand de la cooperativa CASI, un punto de encuentro con reuniones de trabajo de su presidente, Miguel Vargas, y su gerente, Antonio Domene. El estand de la cooperativa CASI, un punto de encuentro con reuniones de trabajo de su presidente, Miguel Vargas, y su gerente, Antonio Domene.

El estand de la cooperativa CASI, un punto de encuentro con reuniones de trabajo de su presidente, Miguel Vargas, y su gerente, Antonio Domene. / javier alonso

El expositor de la Cooperativa Agrícola San Isidro (CASI) ha sido un hervidero de clientes y representantes institucionales a lo largo de estos tres días de feria en Madrid. Las reuniones se han sucedido de forma vertiginosa de pie y en las mesas dispuestas para ello para mantener el contacto directo y personal con los principales mercados de destino y abordar el devenir de la actual campaña hortofrutícola y los retos aún pendientes.

Entre ellos, la necesidad de garantizar el suministro de agua de calidad y en cantidad suficiente, a un precio razonable. Algo que, al menos, ya se ha solventado en gran medida con la llegada del agua procedente de la desaladora de la capital, tal y como explica el presidente de CASI, Miguel Vargas.

La firma que preside Miguel Vargas está sumando agricultores del interior de la provincia

Ahora, su mirada se traslada a medio plazo para solicitar a las administraciones competentes que aúnen esfuerzos y dejen a un lado la política, pues el agua es un bien necesario y estratégico, y no entiende de votos, sino de necesidades, en este caso, las que tiene el campo y, principalmente, la Vega de Almería.

Vargas anima a los representantes institucionales a luchar por la puesta en marcha lo antes posible del uso terciario de las aguas procedentes de la capital almeriense, algo que no debe postergarse más en una provincia como Almería, que padece un déficit hídrico histórico, que además se ha agravado en los últimos años con la pertinaz sequía que padece el sudeste de España y la sobreexplotación del acuífero.

En cuanto a los proyectos que posee CASI a corto y medio plazo, destaca el posicionamiento que está llevando a cabo en cultivos ecológicos, donde la idea es "seguir avanzando, después de haber empezado hace más de tres años", explica Vargas. La cooperativa ya cuenta con un total de 40 hectáreas en producción ecológica, pero "a final de año estaremos en unas 60 y para el año que viene, si todo sigue como esperamos, por encima de las 130".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios