Tres grandes cambios en el periodo 2016-2026

  • La tecnología cambiará la forma de alimentarse

Rijk Zwaan presentó las novedades que exhibirá este año en Fruit Attraction. Rijk Zwaan presentó las novedades que exhibirá este año en Fruit Attraction.

Rijk Zwaan presentó las novedades que exhibirá este año en Fruit Attraction. / j. alonso

El director ejecutivo y cofundador de Reimagine Food, Marius Robles, decodificó las claves de futuro de la alimentación y señaló que habrá tres grandes olas de cambios en el periodo comprendido entre 2016 y 2026, todas ellas, de la mano de la tecnología, con el objetivo de facilitar al consumidor el momento de hacer la compra, la elaboración de la comida, así como dotar de nuevas experiencias al paladar.

En torno a estas disrupciones, señaló la posibilidad de generar negocio, algo que debe aprovechar el sector agroalimentario y, en el caso de Almería, los productores y comercializadores de frutas y hortalizas.

La primera ola de cambios se desarrollará entre 2016 y 2018, es decir, ya está aquí. A juicio de Robles, "es insostenible que haya 40.000 productos en unos pocos metros cuadrados", en referencia los supermercados, insinuando que en un futuro próximo podrían desaparecer. El sector cárnico movilizó 105 billones de dólares en 2015, una cifra que pone de relieve las oportunidades de negocio que surgen en torno a ello, con productos que puedan sustituir a las hamburguesas, el pollo, el cerdo, etc. Otra vía de ingresos vendrá de la mano de aquellos que logren reducir el desperdicio alimentario.

La segunda ola será de 2019 a 2022, según Marius Robles. En ella, el eje protagonista será la economía del algoritmo "porque todos somos patrones, y el que tenga esos datos, tendrá el poder", señaló. La mezcla de sabores y el ruido al comerlo será tendencia, así como la personalización de los gustos del consumidor.

Para la tercera ola, de 2023 a 2026, Robles vislumbra que no habrá diferencias entre lo natural y lo artificial, los robots lo hará prácticamente todo y la energía será casi gratuita en 10 años, una última clave con la que no se siente demasiado identificado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios