La horticultura, ejemplo de la economía circular en el Día de Holanda

Un empleo más eficiente de las materias primas y otros productos ayudará a reforzar la rentabilidad de la economía holandesa así como a conseguir un uso sostenible del capital natural y a alcanzar objetivos climáticos y medioambientales. La puesta en marcha, en 2016, de un Programa Nacional es como el Gobierno holandés pretende lograr que en 2050 la economía del país haya completado su transición hacia un modelo circular. Además de la innovación técnica imprescindible para ello, existe la necesidad de cambios institucionales y culturales, incluyendo modelos de negocio y cambios en la conducta de los consumidores, en la legislación y en la división de roles en la sociedad. Entre los objetivos más destacables de Programa se encuentra el de comercializar productos que sean más sostenibles, consumir de manera más sostenible y alcanzar un mayor y mejor reciclaje. El Programa se centra en cinco cadenas y sectores prioritarios: biomasa y alimentos, plásticos, industria manufacturera, construcción y bienes de consumo. La respuesta al gran desafío del siglo XXI que supone seguir proveyendo de alimentos a una humanidad en continuo crecimiento, sin que suponga una carga inaceptable para el medio ambiente y que no llegue a agotar los recursos naturales, sólo puede provenir de una colaboración a escala internacional.

El Día de Holanda en Almería, que tendrá lugar el próximo 5 de octubre en la sede de la Cámara de Comercio, se centrará en estos asuntos, bajo el lema 'La horticultura como sector circular de la economía', en la que participará en la inauguración el presidente del Ifapa, Jerónimo Pérez Parra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios