La nanotecnología permite un ahorro de hasta el 50% del agua

  • El sistema actúa sobre las moléculas hídricas mejorando su asimilación por parte de la planta

Imagen de un cultivo hidropónico de fresa, que optimiza el agua para el riego. Imagen de un cultivo hidropónico de fresa, que optimiza el agua para el riego.

Imagen de un cultivo hidropónico de fresa, que optimiza el agua para el riego. / huelva información

Ahorrar agua y aumentar la productividad son dos objetivos básicos en el agro. La nanotecnología permite estas mejoras, pues actúa físicamente sobre el agua, emitiendo un quantum de energía que estimula los puentes de hidrógeno. Como resultado, éstos se vuelven más activos, modificando las propiedades físicas de las moléculas de agua, haciéndolas más "pequeñas" y mejorando así su asimilación por parte de la planta, según publica www.fhalmeria.com.

Nanolabs, compañía especializada en nanotecnología, ha querido destacar las principales ventajas que la aplicación de esta tecnología está aportando al sector de la agricultura. Por un lado, la reducción de hasta un 50% en el consumo de agua, dependiendo, principalmente, del tipo de suelo en el que se encuentra la explotación agrícola.

Aumentar la producción, hasta un 40% en diferentes plantaciones, gracias a la instalación de sistemas ASAR, patente de Nanolabs basada en nanotecnología, en el sistema de riego. Reducción de pesticidas y fertilizantes en igual proporción a la reducción de consumo de agua en los casos anteriormente mencionados.

Mejora la calidad del producto. A través de la mejora de las propiedades organolépticas de la producción. Además, se ha demostrado un incremento de la biomasa producida, hasta un 40%.

Eliminación de las obstrucciones del sistema de riego, tanto calcáreas, como arcillosas. Se ha observado cómo se reduce sustancialmente la cantidad de lodos recogidos en las limpiezas, con el ahorro económico que eso conlleva. Mejora tanto la disponibilidad de nutrientes en el suelo como la hidratación del mismo. La nanotecnología permite un mejor transporte de nutrientes para los cultivos y una mejora significativa del aprovechamiento de los nutrientes presentes en el sustrato. Y reducción en el gasto eléctrico por necesidades de bombeo. Para Javier Llanes, CEO de Nanolabs, "los beneficios que la aplicación de la nanotecnología aportan al sector agrícola son una realidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios