El AVE llegará a Almería en 2023 y el tren convencional sigue sin plan

  • Íñigo de la Serna asegura que no habrá más retrasos por falta de financiación

  • Diseño integral del trazado sin previsión de obras hasta 2019

  • La línea alterna vía doble y única

Almería 2023. Es la nueva fecha para la llegada a la provincia del AVE en una versión low cost que va a intercalar en plataforma doble de ancho internacional tramos de vía única que no superan un tercio del itinerario a Murcia. La gira con anuncios de más inversiones en la Alta Velocidad por medio país del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, hizo escala en Almería, una zona hostil para un departamento que ha lastrado el desarrollo social y económico de la provincia con su condena al ostracismo ferroviario, y su compromiso no podría seguir siendo indeterminado. No valían más excusas ni hablar de prioridad para el Gobierno sin fijar fechas ni partidas y el que fuera alcalde de Santander era más que consciente de esa realidad de descrédito de su departamento. De ahí que fijara un plácido recorrido por la vieja estación del ferrocarril y visitas al Preventorio y la Diputación en las que fue recibido con cordialidad por alcaldes, diputados, ediles y otros compañeros de partido. La Mesa del Ferrocarril, con más de medio centenar de organizaciones y agentes económicos y sociales, se quedó fuera de la agenda, pero sí tuvo tiempo para atender a los empresarios. En la Subdelegación del Gobierno fue donde detalló a mediodía el calendario del AVE en la provincia, una planificación que no ha convencido ni a la patronal ni al plataforma ni a los partidos de la oposición porque retrasa al 2019 la reactivación de las obras después de legislatura y media en blanco del Gobierno de Rajoy. El ministro de Fomento presentó un diseño integral de los tramos que se tramitará y ejecutará de forma simultánea en contraposición con la atomización de la línea por la que se habían construido aislados y sin conexión. El proyecto ya está en manos de la INECO, empresa de consultoría de ingeniería civil dependiente de Fomento, con una unidad especial trabajando en la tramitación desde cero porque los proyectos constructivos -los que se acabaron y los que no- necesitan una actualización y se han visto afectados, por ejemplo, por la ley del sector ferroviario aprobada en 2015. Es el principal escollo por el que no se podrán licitar este año, además de que todavía siguen sin completarse las expropiaciones y los tramos construidos requieren proyectos de mantenimiento.

El cronograma de Fomento ha dejado para la actualización de los proyectos el ejercicio en curso y el primer trimestre de 2018, después llegarán las licitaciones y las obras a lo largo de 2019 tras el proceso de adjudicaciones. A partir de ahí la ejecución de los tramos, que se realizará de forma simultánea, es de cuatro años. Íñigo de la serna argumentó que la financiación no volverá a retrasar la construcción de la línea del AVE a Murcia y cifró la inversión contemplada por el Gobierno en el plan plurianual de inversiones en los Presupuestos Generales del Estado de alrededor de 1.800 millones de los que poco o nada figuran en 2017, 38 para las licitaciones del próximo año, 248 en 2019, 450 en 2020 y 380 en 2021. "Cifras realistas", según De la Serna, que se ajustan sobre todo a un escenario de imposibilidad de invertir en los primeros años por el proceso administrativo. "Vamos a echar el resto con el desarrollo de los tramos de Almería, no habrá ni un sólo retraso ni limitación por restricciones económicas", repetía ayer el titular de Fomento, si bien el primer ejercicio ya le sale gratis.

Vamos a echar el resto con el AVE de Almería y no se va a detener por falta de recursos" Íñigo de la Serna Ministro de Fomento

El diseño funcional planteado para la línea, pese a alternar la vía única con la doble, no limitará las posibilidades del tráfico mixto de pasajeros y mercancías, tal y como esgrimió Íñigo de la Serna. Sobre su atril tenía los datos del estudio que elaboraron hace unos meses los servicios técnicos de Fomento en los que concebían un mercado potencial en un escenario de ocho años de cinco trenes por día hacia Madrid y tres a Barcelona, lo que no supondría en ese contexto ni un 50% de la capacidad de la línea que estaría en 10 trenes cada día a Madrid y 6 a Barcelona más otros servicios de cercanías adicionales y otros tráficos de Pulpí a Águilas. "La voluntad del Ministerio es la de fortalecer el reparto modal de carretera al ferrocarril y se dotará de capacidad más que suficiente para los crecimientos futuros". Así lo indicó el ministro quién ya ha adelantado que su departamento va a trabajar intensamente con las empresas de la agroalimentación para articular propuestas con las que aprovechar los surcos para el envío de frutas y hortalizas hacia el corazón de Europa.

Representantes de la patronal ha acogido con escepticismo este nuevo calendario para las obras de la Alta Velocidad con Murcia, el que llevaban esperando desde su reunión con la cúpula de Fomento en Madrid en febrero de 2013, y más allá de la vía única entienden que es el primer ministro que se ha 'mojado' con una planificación de las inversiones. Pese al argumento detallado de Íñigo de la Serna de la imposibilidad de licitar alguno de los tramos, los empresarios han insistido en la necesidad de que se reactiven las obras en 2018 con el proyecto del contrato anulado a Sacyr en el tramo Pulpí-Cuevas. La Mesa en Defensa del Ferrocarril, ajena a las explicaciones que ha dado el ministro, ha sido mucho más crítica con las promesas por el simple hecho de que se castigue a la provincia con una vía única que no tienen el resto de ciudades a las que ha llegado la Alta Velocidad. Y no entienden, además, cómo se ha olvidado el ministro de las mejoras del tren convencional, totalmente fuera de su agenda de ayer, y del que sólo se acordó en respuesta a las preguntas de los medios. Dijo que ADIF seguía trabajando en la mejora de la línea con Madrid y en la reducción de los tiempos de los viajes, además de reconocer que el intercambiador de ancho está en programación aunque sin fecha ni partida de momento. "Entiendo el cansancio de los almerienses por los incumplimientos, pero existe voluntad política del Gobierno y la mayor garantía es que esta línea forma parte del Corredor Mediterráneo que es un eje ferroviario prioritario para nosotros y para Europa", argumentó Íñigo de la Serna. A partir de ahora, Fomento se ofrece para evaluar cada cuatro meses con una visita a Almería ese grado de cumplimiento tan mal parado históricamente, si bien se centra en un AVE que tardará un tiempo en circular por Almería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios