recuperación de las tradiciones El municipio del Andarax se convierte en punto de encuentro para los amantes de los caldos

Alboloduy clausura la vendimia con la clásica 'pisá' de la uva

  • Decenas de lugareños y visitantes se congregaron ayer en la plaza San Juan para contemplar la transformación de este fruto y degustar el primer mosto de la temporada

Alboloduy celebra sus fiestas en honor al Santo Cristo de la Humildad dentro de las cuales ayer se vivió uno de los momentos más significativos para los vecinos con la pisa de la uva para extraer el primer mosto de la temporada. Decenas de lugareños se congregaron en la plaza San Juan para contemplar la transformación de la uva en mosto, una labor tradicional que poco tiene que ver con los métodos actuales empleados por las grandes empresas bodegueras.

Minutos previos a la pisa tuvo lugar el traslado de los primeros racimos de uva temprana, a lomos de un mulo, desde la ermita hasta dicha plaza. El traslado estuvo amenizado por la banda de música de la Asociación Músico-Cultural La Mezquita.

Al llegar a la plaza de San Juan, tuvieron lugar los discursos de las autoridades. Primero, del diputado provincial de Agricultura y Medio Ambiente, Óscar Lidia, y del alcalde de Alboloduy, Antonio Salvador Matarín. Con posterioridad, se procedió a la bendición de las uvas a cargo del párroco don Ángel, que bendijo la vendimia pidiendo que se obtengan muy buenos caldos, ya que "el vino alegra el corazón del hombre, como recoge la Biblia", recordó el sacerdote. Este año, como ya sucedió el pasado, fueron tres pequeños los primeros en introducirse en el superficie cuadrada para realizar la pisa de la uva. Eran las 13:20 horas. Escasos minutos después, tres hombres entraron para ayudar a los pequeños. Y es que los secretos de la labor de la pisa pasa de generación en generación en este municipio.

Un pueblo de la alpujarra almerienses que con este acto, y otras muchas actividades, ha celebrado el III Día de la Vendimia. Este evento se realiza para recordar la tradición vinícola de este pueblo, cuya superficie de viñedos existentes se han reducido a la mitad en las últimas décadas, pero que aún presume de que muchas familias realicen cada año esta clásica y antigua labor.

También con esta iniciativa se pretende promocionar un sector que es motor económico no solo de este municipio y del resto de la Alpujarra, sino para la provincia en sí.

Tras la primera pisa oficial de la uva y la obtención del primer mosto de la temporada, los vecinos reunidos en la plaza pudieron degustar una selección de caldos que acompañaron con un buen plato de migas con productos típicos de la Alpujarra almeriense.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios