Amat anuncia que el nuevo mercado abrirá sus puertas en unos tres años

  • El regidor inauguró ayer las instalaciones provisionales y animó a los comerciantes para que sea "un mercado estable" · Las obras darán inicio en los primeros meses de 2011

El alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, en compañía del concejal de Agricultura, Nicolás Manzano, inauguraban en la mañana de ayer las instalaciones del mercado provisional de abastos de la ciudad que albergará a los vendedores de los diferentes productos mientras duren las obras de derribo del actual mercado situado en la plaza de los Tres Mártires y la posterior construcción del nuevo y definitivo en la misma ubicación, unas obras que pueden tardar dos o tres años, puesto que además del mercado de abastos se levantarán unas 175 viviendas y zona de aparcamientos.

Amat recorrió la treintena de diferentes puestos de venta charlando de forma distendida con los vendedores, quienes en su mayoría le felicitaron por las nuevas pero provisionales instalaciones, situadas en una nave de alquiler, en las que anteriormente se ubicaba el supermercado Lidl. Amat consideraba que el mercado provisional, situado junto al pabellón Infanta Cristina, "merece la pena que sea un mercado estable, porque tiene un buen aparcamiento, buenas barracas y buena calidad. Tenemos que hacer un esfuerzo el ayuntamiento y los concesionarios de las barracas para darle calidad día a día".

El alcalde aseguraba ayer que todavía no hay fecha para el derribo del actual edificio que hasta ahora albergaba la venta, explicando asimismo que el nuevo mercado se construirá en dos fases, "en la primera el aparcamiento, el mercado y toda la estructura del edificio y luego las viviendas, para tener un edificio bastante bonito a la entrada de Roquetas y que sea rentable. Cuando la situación económica lo vaya permitiendo iremos terminándolo, pero creo que lo más importante es hacer la primera fase con el aparcamiento y el mercado de abastos, que tendrá unos grandes servicios y supondrá un punto de referencia importante".

En la actualidad se está terminando un complemento al proyecto para optimizar la energía y la renovación del aire, que permitirá ahorrar casi un 50% de la energía que consuma el nuevo mercado. La inversión para la primera fase se sitúa en torno a los 7-8 millones de euros, existiendo una partida en vigor del año pasado, "y al ser para viviendas VPO tenemos una partida correspondiente a los aprovechamientos urbanísticos enajenados. Además como las viviendas son para venderlas se financiarán también con el propio dinero de la venta. Si no fuera porque tenemos que vender las viviendas no lo podríamos hacer. Si tuviéramos que sacarlo a pulmón el ayuntamiento, no podríamos hacerlo ahora mismo, pero la venta de las viviendas recuperará la inversión que tiene que hacer el ayuntamiento para construir el mercado. En momentos de situación económica difícil hay que estudiar cómo conseguir la financiación para que de las arcas municipales salga lo menos posible", argumentaba el alcalde.

En los primeros meses del año que viene Amat espera que se realice el derribo de las antiguas instalaciones y empiecen las obras de la primera fase. Dentro de 2-3 años contará con un nuevo Mercado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios