Amat congelará su sueldo el año que viene para dar esquinazo a la crisis

  • El Pleno Extraordinario debate hoy esta moción presentada por el Partido Popular

El alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, junto al resto de cargos públicos municipales (concejales, funcionarios, etc.) del Ayuntamiento congelarán sus sueldos para el año que viene como medida para atajar la crisis económica que atraviesa actualmente el país.

Esta iniciativa, que se presenta como moción, se vota hoy en el pleno extraordinario que se celebra a las doce del mediodía y que busca paralizar la subida de las nóminas de los trabajadores del consistorio dentro de los presupuestos de 2009. Medida que saldrá adelante al gozar Amat de mayoría absoluta.

Además, la Corporación municipal debatirá trece puntos en el orden del día, entre los que destacan diversas aprobaciones de estudios de detalle para ordenación de volúmenes, así como otras tres proposiciones y mociones presentadas por los Grupos Popular y Socialista.

Las dos del grupo popular versan sobre el rechazo del recorte del Fondo Estatal para los ayuntamientos, previsto para el año 2009 por el Gobierno de la Nación. Y por otro lado, la solicitud al Gobierno de la reforma urgente de la financiación local y que no disminuyan los ingresos locales por las transferencias del Estado en los PGE de 2009.

Por su parte, el PSOE, pedirá la adopción de medidas de austeridad en las Entidades Locales. Una iniciativa en consonancia a la congelación de sueldos que solicita el PP.

En otro orden de cosas, el concejal de Urbanismo, José María González, sospecha que puede haber "una mano negra en las obras de la Rambla de Las Hortichuelas, ya que las mismas llevan paralizadas más de un año sin motivos aparentes y hace tiempo que deberían estar finalizadas".

Ha señalado al respecto que existe bastante malestar por el retraso de dichas obras, sobre todo por las molestias que causa a los vecinos, y lo achaca a la falta de gestión de la Agencia Andaluza del Agua "que no cumple con el convenio que en su día firmó con el Ayuntamiento de Roquetas de Mar, que aporta el 25% del importe de la obra y que está al corriente del pago".

Por tanto, González considera que existen razones de peso para pensar en una posible "malaintencionalidad", y de ahí que pida responsabilidades a la Junta de Andalucía y a la Agencia Andaluza del Agua, precisando al respecto que ahora "echamos mucho de menos la eficacia de la Confederación Hidrográfica y lamentamos las transferencias que en su día se hicieron a la Junta de Andalucía, porque nunca acaba las obras".

Asimismo, el edil pide que se adjudiquen las obras de las ramblas San Antonio y Pastor, que figuraban en el mismo convenio al que se hace mención y que fue avalado por Francisco Ortiz, antes de firmarse la transferencia a la Junta. González reflexiona sobre el hecho de que las actuaciones en materia de infraestructura "se llevaban a cabo siempre con el Gobierno del PP, y sin embargo ahora con la Junta no".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios