Aprenden cerrajería para no tener que echar la puerta abajo

  • Los bomberos de la provincia practican la apertura de viviendas para casos de emergencia · Durante el curso han conocido el funcionamiento de las cerraduras más comunes que protegen las casas

Evitar en la medida de lo posible la patada en la puerta puesto que una vida vale sin duda muchísimo más que una puerta, es para lo que cincuenta Bomberos del Poniente, Almería capital, y del Levante, han recibido un curso de cerrajería celebrado recientemente en el Parque de Bomberos del Consorcio ubicado en Turre. El aprendizaje ha consistido, según comentaba el monitor Federico Cerdá, en explicarles una serie de métodos que ellos, los Bomberos, van a utilizar para efectuar aperturas en viviendas provocando los menores daños para beneficio del ciudadano". Si alguien, desafortunadamente, está desfallecido o imposibilitado de movimientos en el interior de la vivienda y existe peligro para la vida, el método empleado por los servicios de emergencias, en este caso los Bomberos, es el que más rápidamente posibilite el acceso a la casa y si hay que tirar la puerta, se tira.

Tras la formación recibida, señala Federico Cerdá, los Bomberos que han participado en el curso de cerrajería han asimilado muy bien todos los métodos para que puedan accionar las cerraduras sin tener que echar la puerta abajo, pero sí con unas herramientas específicas y sabiendo aplicarlas. Naturalmente, han de tener y así se lo hemos enseñado, un conocimiento de las cerraduras". De otro lado, la parte práctica del curso ha sido intensa e intensiva de modo que con las herramientas adecuadas en el Parque de Bomberos y en los vehículos que realizan las salidas la aplicación de esta enseñanza será beneficiosa para el ciudadano en un futuro.

Acerca de si es conveniente o no tener muchas cerraduras en las puertas de las viviendas, Federico Cerdá, el experto en la materia, reconoce que en la de su casa sólo hay una buena cerradura y un pasador, pero "esta es una cuestión muy personal, quien no entienda de esto y sea miedoso pondrá 300 cerraduras. Es difícil sugerir que se pongan ciertas cerraduras, lo que nosotros tenemos que buscar es la manera de que los profesionales que van a hacer la intervención lo hagan de la mejor manera posible". Lo que sí está claro en que a más cerraduras, más tiempo para abrirlas. Francisco Flores, jefe del Parque de Bomberos del Levante almeriense, explicaba que " este es el primer curso que se ha hecho en toda la provincia de Almería. Está incluido en los planes de formación de la Diputación Provincial y, efectivamente, con esto queremos conseguir mayor profesionalidad. Nunca dejamos de formarnos". Las sesiones del curso de cerrajería para los Bomberos se han dividido en 4 jornadas y dos grupos de 25 efectivos.

Flores exponía las "muchas ocasiones en que hemos de intervenir en colaboración con los servicios sanitarios, casos en los que alguien se ha caído dentro de la vivienda y no se puede levantar y claro, queremos entrar en la casa sin hacer daños materiales o los menos daños posibles. Estos nuevos conocimientos nos ha dado acceso a las técnicas precisas. Ahora iremos practicando para perfeccionar los conocimientos y la práctica". En ello están desde hace días, en la práctica diaria que los lleve a accionar una cerradura con los ojos cerrados, pese a que saben de antemano que algunos cierres son de apertura imposible en casos de extrema emergencia.

Y una sugerencia o recomendación: si alguien pierde las llaves, por favor no llamen a los bomberos, hagan lo de siempre: llamar al cerrajero. A los bomberos sólo en caso de urgencia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios