Aprueban en pleno los presupuestos de 2013 con la oposición en contra

  • El PP asegura que las cuentan son "inversoras y sociales", mientras que Izquierda Unida vota en contra por todo lo contrario y los socialistas porque no fomentarán el empleo

Distintas visiones para la aprobación de los presupuestos de 2013 de la Diputación Provincial de Almería. Mientras que el equipo de Gobierno señaló que son "rigurosos, inversores y sociales", el Grupo Socialista votó en contra por "irreales y porque dan la espalda a los parados" e Izquierda Unida hizo lo mismo porque "abandonan los servicios sociales".

Las cuentas de estos presupuestos ascienden a 182 millones de euros. Para los distintos organismos la inversión sería la siguiente: Instituto de Estudios Almeriense: 812.000 euros; Patronato Provincial de Turismo: 2,2 millones de euros; UNED: 962.000 euros; Instituto Almeriense de Tutela: 370.000 euros y Empresa Provincial de la Vivienda: 20.661.011,10 euros.

El diputado de Hacienda, Manuel Alías, recordó a los grupos de la oposición que las cuentas que se han elevado al pleno han crecido "12 millones de euros" y que la inversión en la provincia de Almería "se ha incrementado en 5,8 millones de euros" respecto al año 2012.

El diputado incidió también en cómo las Políticas de Gasto del Presupuesto arrojan cifras que demuestran el compromiso "social e inversor" de la Diputación. "Hay datos tan relevantes como que un 23% de las cuentas se van a gastar en Servicios Sociales y Promoción Social (43.233.703,43 euros); un 14,72% en Apoyo Financiero a Ayuntamientos (26.789.115,26); un 14,43% en Infraestructuras (26.259.932,86); y un 7,93% en el Fomento del Empleo (14.433.662,67)".

Juan Pablo Yakubiuk, portavoz de Izquierda Unida en Diputación, mostró su preocupación porque estos presupuestos bajan su aportación en materias como "Cultura, Agricultura, Bienes Comunitarios y Servicios Sociales. Técnicamente la elaboración es perfecta, pero no sólo es la técnica, a los ciudadanos les interesa a lo que se destinan las partidas".

La portavoz socialista, Esperanza Pérez, señaló que "una de las incoherencias de estos presupuestos se encuentra en el apartado de los ingresos, concretamente en la previsión de ingresos por la subida de las tasas de recaudación, que es superior a lo que cuesta el servicio".

Uno de los aspectos que destacó la socialista fue la deuda de 100 millones de euros de la Institución Provincial "pese a que el equipo de Gobierno ha repetido una y otra vez , que era de 200 millones la última vez el pasado mes de septiembre. Esto demuestra que en la Diputación ha habido dos contabilidades paralelas, una para la casa y otra para contársela a los ciudadanos". El diputado del PSOE, Marcelo López, respondió sorprendido ante las explicaciones de los populares: "¿100 millones en un año?".

A esta acusación, Javier Aureliano García, vicepresidente de Diputación, señaló que "hay menos deuda porque la hemos pagado", y el presidente, Gabriel Amat, dijo que "nos toca equilibrar los servicios y pagar facturas que no conocíamos".

El presidente también se comprometió a trabajar para que ningún municipio pase sed: "No puedo pensar que en pleno siglo XXI un pueblo no tenga agua potable. Trabajaremos en dos potabilizadoras que no están funcionando. Nos gustaría hacer un convenio con la Junta al 50% y si no quieren lo haremos nosotros al 100%".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios