Arenas mantiene el pacto por el campo con el PSOE y pide un plan de emergencia

  • El presidente del PP en Andalucía se reúne con el sector agrícola para analizar la grave crisis actual

El presidente del Partido Popular en Andalucía, Javier Arenas, se reunió en la tarde de ayer en Almería con los representantes de las organizaciones agrarias y de los productores hortofrutícolas para analizar la grave situación actual que está viviendo el sector y buscar medidas y soluciones conjuntas.

Arenas anunció que hoy tendrá la ocasión de interpelar a la ministra del ramo, Elena Espinosa, en el Senado, a quien trasladará la problemática del campo andaluz y, sobre todo, almeriense, provincia en la que destacó que el sector agrícola es el de "mayor peso cualitativo y cuantitativo de España".

El presidente de los populares andaluces explicó que el nivel de la renta agrícola ha descendido en un 26% en los últimos cinco años y que ha supuesto la pérdida de más de 120.000 empleos en España "y miles de ellos en Almería", matizó.

Javier Arenas ahondó en que el sector "necesita una respuesta inmediata", que resumió en tres apartados: la agricultura debe ocupar el lugar que le corresponde durante la presidencia española en la Unión Europea; el sector necesita "un balón de oxígeno porque su situación es dramática", por lo que abogó por poner en marcha un plan de emergencia, sin esperar a llevar a cabo acciones a medio y largo plazo, como se están planteando desde la Junta y desde el Gobierno central; y, en tercer lugar, mantuvo su oferta de un gran pacto con el PSOE para defender los intereses de la agricultura andaluza ante la Unión Europea.

Además, el líder popular andaluz apostó por una reducción de costes para el sector agrícola, ante la asfixia de los costes de producción que está padeciendo, sobre todo, en los dos últimos años, para lo que abogó por una política fiscal más benévola para el sector, así como por una disminución en los costes de la Seguridad Social para el campo. La reducción en los costes de producción, anunció, deberán venir del descenso en la factura de la electricidad, mientras que se debe acabar con "la competencia desleal", en referencia a países como Marruecos, que compiten con otras condiciones en materia laboral, social y de uso de fitosanitarios.

Arenas también explicó que existen unos márgenes comerciales "sangrantes", de entre un 600 y un 3.000% de diferencia entre los precios de las hortalizas en origen y los de venta al consumidor, por lo que pidió al Tribunal de Defensa de la Competencia que analice esta situación.

El presidente del PP andaluz espera que Espinosa no esté "sorda" y escuche las necesidades que tiene la agricultura. También criticó la actitud de algunos políticos de la Junta "que van con los mismos euros a hacerse fotos, pero sin hacer reformas", a quienes pidió "menos teatro y más realidad".

Arenas estuvo respaldado por la cúpula del PP en Almería, con Gabriel Amat al frente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios