El Auditorio se somete a su primera reforma tras 25 años de funciones

  • Solución definitiva alas goteras y nuevo sistema de detección de incendios al no funcionar el actual

Fachada principal del Auditorio, desde la plaza de Alfredo Kraus. Fachada principal del Auditorio, desde la plaza de Alfredo Kraus.

Fachada principal del Auditorio, desde la plaza de Alfredo Kraus. / javier alonso

Ha sido objeto de obras puntuales, sobre todo encaminadas a corregir el problema de goteras e inundaciones que el espacio escénico ha venido sufriendo por defectos en su construcción, en 1992, pero es ahora cuando el Auditorio Maestro Padilla se someterá a una reforma de consideración con la que el Ayuntamiento de Almería pretende acabar de forma definitiva con las filtraciones de agua del edificio cada vez que llueve. Es una de las actuaciones planificadas entre las que también se encuentra la sustitución del sistema de detección de incendios que, actualmente, no funciona, junto a otras mejoras relacionadas con la insonorización o a la accesibilidad.

Con un presupuesto de 100.000 euros, las obras, proyectadas por el equipo J2 de Simon&Cueva Arquitectos, se encuentran en fase de licitación. La reforma toca diferentes aspectos, pero el principal es abordar una solución que, aun sencilla, pueda ser definitiva a una cubierta que hace aguas cada vez que llueve. Se producen recalos en las galerías, en el vestíbulo de entrada y en las torres del Auditorio, que son achacadas a la imposibilidad de acceder a las terrazas existentes entre los arbotantes de los dos laterales, así como la terraza que hay sobre el vestíbulo, razón por la que no pueden realizarse los trabajos de limpieza y mantenimiento oportunos.

El proyecto contempla la sustitución de las ventanas de las terrazas por puertas de acceso, además de la impermeabilización del suelo, y limpieza de los desagües de pluviales, o la dotación de los mismos en aquellas, como la del vestíbulo, donde ahora no existen. También se procederá a la reparación de los cristales de los lucernarios y a su sellado ya que, según explican, "vibran con el viento y pueden romperse".

Los 100.000 euros de inversión cubren además la creación de una escalera de acceso al peina que facilite el montaje de los espectáculos; la instalación de una puerta acústica que evite que los ensayos de la Banda Municipal de Música se escuche en el resto de las salas del Auditorio; la colocación de dos barandillas en las rampas laterales del exterior al objeto de mejorar el nivel de accesibilidad del edificio, más una tercera barandilla de seguridad sobre el murete exterior que proteja de posibles caídas; la ampliación de la cabina de control; y la reparación de la solera de mármol exterior y del forjado sanitario del vestíbulo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios