Almería

Biorizon dice que la planta del proyecto Sabana estará en tres meses

  • El director general afirma que ya se está trabajando con biomasa a nivel industrial en el Ifapa de La Cañada

David Iglesias (Biorizon Biotech) y José Luis González (Biosur), en su expositor en este certamen. David Iglesias (Biorizon Biotech) y José Luis González (Biosur), en su expositor en este certamen.

David Iglesias (Biorizon Biotech) y José Luis González (Biosur), en su expositor en este certamen. / e. sancho

El proyecto Sabana ya ha arrancado. La iniciativa, llamada a marcar un antes y un después en las aplicaciones de las microalgas en multitud de ámbitos de la sociedad, no solo en la agroalimentación, está a punto de levantar la que será la mayor planta de investigación y desarrollo de Europa en esta faceta.

Así lo ha expresado el director general de Biorizon Biotech, David Iglesias, una de las empresas participantes en este proyecto, junto a FCC Aqualia Spain, la Universidad de Las Palmas, GEA Westfalia Separator Group (Alemania), Karlsruher Iinstitut fuer Technology (Alemania), Mikrobiologicky Ustav (Chequia), la Universita degli Studi di Milano (Italia), la empresa A.I.A. Agricola Italiana Alimentare, la Szecheny Istvan University (Hungría) y Cib-Consorzio italiano Biogas e Gassificazione (Italia), y la Universidad de Almería, encargada de coordinar y dirigir los trabajos programados en el Horizonte 2020.

Antes de que acabe el año vamos a lanzar nuestra segunda línea de 'bacterias buenas'

La iniciativa, que posee un presupuesto de 10,6 millones de euros, de los que la UE aporta 8,8, levantará el centro de investigación que se construirá junto a la Universidad de Almería en un plazo de tres meses, según estima Iglesias, y contará con biorreactores (raceways) para la producción de microalgas, medios de tratamiento y obtención de biomasa, laboratorios y dependencias auxiliares. Instalaciones punteras a nivel mundial que permitirán también la formación en técnicas de cultivo con microalgas y desarrollar nuevas línea de investigación.

En este sentido, el director general de Biorizon Biotech explica que ya se ha identificado una cepa de microalga contra fusarium, gracias a los ensayos que se están llevando a cabo en colaboración con sus partners, entre ellos, Cajamar, a través de la Estación Experimental de su fundación, así como en fincas comerciales de colaboradores. También se ha hecho lo propio contra el oidio y la botritis, lo que supondrá un punto de inflexión en el sector agro, "un cambio de paradigma del uso de químicos, que serán sustituidos por productos naturales, con el objetivo de lograr el residuo cero en el campo", señala David Iglesias. Además, asegura que ya hay mucho trabajo avanzado por parte del proyecto, pues el Centro Ifapa de La Cañada cuenta con instalaciones en funcionamiento que están permitiendo obtener biomasa a escala industrial que, posteriormente, se traslada a la sede de Biorizon, en el PITA, para poder seguir trabajando en las aplicaciones.

Con una plantilla de una veintena de personas, Biorizon Biotech ya está trabajando en una segunda línea de las consideradas 'bacterias buenas', que prevé lanzar a nivel comercial antes de que finalice el año. Para ello, ha caracterizado los microorganismos de 6.000 cepas de microalgas, para comercializar mediante un formato de microencapsulado, es decir, la bacteria viva con su alimento, para que se pueda introducir en el suelo. Gracias a esta nueva gama, Biorizon ahondará en la agricultura de precisión, optimizando los rendimientos del suelo, ayudándole a asimilar mejor el fósfor y el nitrógeno existente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios