Bomberos simulan el rescate de un vehículo que se cae al mar

  • Ocho miembros de la Unidad de Rescate Subacuático del Consorcio del Poniente se sumergían en aguas del Puerto de Almerimar para simular la elevación de un coche sin víctimas en media hora

Con el fin de que adquieran la formación necesaria para efectuar rescates en aguas de escasa visibilidad como pantanos, puertos o balsas de riego es por lo que los miembros de la Unidad de Rescate Subacuático del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas del Consorcio de Bomberos del Poniente realizan a lo largo del año diferentes prácticas, fundamentales y habituales en su formación. La última de ellas es la que llevaban a cabo ayer, ocho de los 13 miembros que componen la unidad, en el muelle de levante del Puerto Deportivo de Almerimar. Bajo la atenta mirada de decenas de curiosos que se acercaron hasta la zona para ver in situ la simulación del rescate de un vehículo en aguas ejidenses, ocho miembros de la Unidad estuvieron realizando prácticas, ataviados con equipo de buceo profesional, durante algo más de dos horas y media. Y es que la prevención es la clave del éxito, dado que generalmente el cuerpo de bomberos es el primero en llegar al lugar del siniestro y esos primeros minutos son fundamentales para rescatar con vida a los accidentados.

Durante el simulacro, y arropados por un leve viento que soplaba de Poniente, los bomberos aplicaron el protocolo de actuación en los casos de búsqueda y rescate de personas y vehículos siniestrados en muelles, balsas y playas, como es la planificación y coordinación de la inmersión, balizamiento de la zona a explorar, delimitación de calles en el fondo del mar con cabos lastrados, técnicas de rastreo, y, finalmente, una vez localizadas víctimas y vehículo, elevación y rescate. Gracias a los contenidos de estas prácticas los bomberos aprenden a buscar personas y vehículos hundidos en aguas estancas o en puertos. "Dentro de las prácticas habituales que venimos realizando, que normalmente se hacen en una balsa de riego o en el mar, ésta ha consistido en el rescate de un vehículo, de forma que los miembros de la unidad vayan adquiriendo prácticas, y aunque generalmente hay víctimas, durante esta práctica no.

En ese caso primero se rescata a la víctima y después se saca el vehículo", afirmaba Juan Jiménez, cabo del servicio de Bomberos de la Unidad de Rescate Subacuático.Lo más complejo es localizar el lugar en el que se encuentra el vehículo, una vez "se ha localizado se señaliza la zona. Una pareja de buzos llega hasta él, hasta que otra pareja es la que lo embraga para que, en este caso, la grúa, lo saque del agua", señaló.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios