Bonilla: "El PP no soporta que nosotros invirtamos 60 millones en cuatro años"

  • El alcalde vicario responde a las críticas de los populares y niega la existencia de una deuda con proveedores · El regidor asegura que "quieren tapar los problemas de otros ayuntamientos cercanos"

El alcalde de Vícar, Antonio Bonilla, ha rechazado indignado las recientes acusaciones del Partido Popular sobre la presunta situación de ruina económica de las arcas municipales. El líder socialista ha acusado a la dirección del PP de obligar a sus concejales vicarios a denigrar la gestión del equipo de gobierno, para lo que mostró a los medios de comunicación un documento en el que se imparten directrices 'populares' para desprestigiar el trabajo del ayuntamiento. Según Bonilla, gracias al volumen actual de gestión de 38 millones, a los 15 que se incorporan en el presente ejercicio y a los 10 que se prevén para el año que viene, se "van a invertir en el municipio en cuatro años en torno a 60 millones de euros. Eso al PP no le cuadra en Vícar, ni lo puede soportar, que un ayuntamiento como el de Vícar, tres veces más pequeño que otros de nuestro entorno vaya a invertir más de 60 millones. ¿Y qué hacen? Se inventan la deuda, que es falsa, ésa no es nuestra deuda. Tenemos plena liquidez y el ayuntamiento está saneado para seguir avanzando este año y todos los próximos, sin deuda a proveedores ni a corto ni a largo plazo".

El primer edil, acompañado en su comparecencia ante los medios de comunicación por la portavoz, Mari Luz Fernández, negaba también que el equipo de gobierno se hubiera subido los sueldos un 24%, "algo que es rotundamente falso. Ni el alcalde ni los concejales se han subido los sueldos, lo que pasa es que tampoco pueden soportar que el ayuntamiento de Vícar mantenga a todos sus trabajadores y funcionarios y además firme convenios con todas las administraciones para el fomento del empleo en nuestro pueblo. Tampoco lo pueden soportar porque en otros ayuntamientos de nuestro entorno, gobernados por el Partido Popular, están despidiendo a gente y no hay posibilidad de firmar un solo convenio. Y se inventan la subida de los altos cargos, algo rotundamente falso y una afirmación torticera y malévola".

Bonilla acusaba ayer directamente al PP provincial de "exigir a sus dirigentes locales, para generar confusión y desprestigio con respecto al ayuntamiento de Vícar, lo que tienen que decir, y eso sí que es una vergüenza, que a los representantes del PP en Vícar no les interese para nada nuestro municipio."

En este sentido el alcalde mostraba en la mañana de ayer a los medios de comunicación un documento escrito a mano "que es el guión perfecto de lo que el PP provincial le exige al PP de Vícar que diga en contra del ayuntamiento. Aquí está cuanto le exigen que diga en la rueda de prensa. Les dicen hasta cómo tienen que pedirme que dimita y que me vaya. Esto es una vergüenza. Y no lo digo yo, sino también dirigentes del PP".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios