Camino hacia la integración

  • La Asociación de Personas con Discapacidad 'Ver de Olula' está inmersa en un proyecto de reciclaje de envases y tapones para crear empleo y sufragar gastos

Olula del Río trabaja desde hace tiempo para ofrecer una atención especializada y de calidad a las personas con discapacidad de la comarca. Objetivo que ya ha dado los primeros pasos en su consecución gracias al proyecto conjunto entre el Ayuntamiento y la Asociación Ver de Olula para crear un Centro de Educación Especial en el municipio a la altura del Princesa Sofía de la capital. Con los terrenos ya destinados para su construcción, solo falta esperar a la ayuda de las administraciones para que esta añorada dependencia sea una realidad.

Sin embargo, es tal el afán de integración para este colectivo y sus necesidades en el municipio que en estos momentos están gestionando otro proyecto, igual o más ambicioso si cabe, como es la creación de una industria de reciclado de tapones de envases y otros recipientes de plástico con la que pretenden dar trabajo a dos o tres personas del centro para su inserción laboral.

Esta idea nació hace aproximadamente ocho meses, por un pequeño del Centro Ver de Olula que tenía una enfermedad de la denominadas raras, sin diagnóstico. En aquel momento, tanto el centro, como el ayuntamiento, y como no, todo el municipio, se volcó con el proyecto de hacer una enorme recolecta de estos tapones para luego venderlos a una empresa de reciclaje y, de esa forma, obtener pingües beneficios económicos que permitieran sufragar un tratamiento para el pequeño en el extranjero y conseguir una cura. Desgraciadamente, el pequeño murió hará un par de meses y sus padres y familiares, a pesar de su trágica pérdida , no han querido que lo ya recaudado caiga en saco roto y pueda favorecer a otros niños con discapacidad del municipio en un momento, "en el que el Centro está pasando por grandes dificultades económicas", explica Juan Francisco Garre, su presidente.

El problema del proyecto en estos momentos, estriba precisamente en estas dificultades para su consecución, pues vista la manera en la que se volcó Olula para ayudar con el tratamiento del pequeño, ha favorecido que en una nave del municipio, donde se están guardando estos envases, existan varias toneladas ya acumuladas y un impulso a estas alturas es ya más una necesidad. Ahora bien, visto lo visto, para la consecución de este proyecto, es necesaria una prensa para que desde Ver de Olula hagan directamente la labor de reciclaje y de esta forma, dar trabajo a personas con discapacidad del municipio y obtener beneficios para sufragar los problemas económicos por los que pasa en estos momentos la atención a las 79 personas atendidas en el centro.

"Este proyecto podría solventar parte de nuestros problemas, pero no queremos que vengan empresas a especular y la que lo haga, sea para obtener beneficio para ambas partes. Tenemos en estos momentos la incertidumbre de que las administraciones nos pudieran poner problemas para desarrollar esta pequeña industria, de ahí que estemos trabajando para constituirnos como fundación y así, establecernos como Centro Social de Empleo", argumenta Garre.

Por su parte, esta ambiciosa y solidaria idea cuenta con el apoyo total del Consistorio de Olula, donde su alcalde, Antonio M. Pascual, asegura que "desde que el pueblo nos eligió para el gobierno, Ver de Olula y sus proyectos han sido desde el primer día y serán una de nuestras prioridades. Vamos a ir siempre de la mano con ellos y sus retos son nuestros retos, por eso estamos también peleando por la consecución del Centro de Educación Especial, pues no queremos que las personas que necesitan de más atención tengan que salir de Olula para recibirla".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios