berja

Con Castala no se juega

  • El Ayuntamiento disuade con señales a los turistas que aparcan fuera del parque para evitar la tasa de 3 euros Insiste en que es por seguridad

El parque periurbano de Castala es una de los destinos preferidos por las familias para disfrutar del fin de semana en la comarca del Poniente. Un vergel que cuenta con 14 hectáreas de monte, una piscina o barbacoas así como espacios para niños y mayores. Un lugar de ocio y esparcimiento (antaño fue un antiguo vivero del Patrimonio Forestal del Estado)que tampoco se ha salvado de la polémica. Y es que hace unos meses el Ayuntamiento de Berja señalizaba todo el perímetro de esta zona verde informando de sanciones económicas a todos aquellos turitas que dejen aparcados sus vehículos en el camino que da acceso al parque.

Una situación que ha venido motivada desde que hace tres años el Ayuntamiento empezó a aplicar una tasa por aparcar en el Parque Periurbano de Castala. Las tasas a pagar son: 3 euros para los coches, 1 euro para las motos, 5 euros para los vehículos con más de ocho plazas y por último 20 euros para los autobuses. Una tasa que solo se está aplicando los sábados, domingos y festivos, con la idea en un futuro de ampliarlo al resto de la semana.

Esta medida ha provocado que muchos turistas decidan evitar su pago aparcando fuera del parque lo que ha motivado que la situación de colapso en las afuertas de esta zona verde fuese ya "crítica", según ha explicado el regidor virgitano, Antonio Torres. "Ha habido momentos en los que en la carretera de acceso era casi imposible conducir puesto que al no haber arcén apenas hay espacio. No podíamos permitir esta situación porque en caso de producirse una incidencia o una emergencia sería todo un caos", añade Torres.

La medida no ha sentado muy bien entre los asiduos a este parque que han mostrado su malestar en redes sociales argumentando que las multas, que pueden llegar a ascender a 80 euros, son un nuevo recurso recaudatorio para el Ayuntamiento que se suma a la tasa por aparcar dentro parque. Algo que desmiente el alcalde que asegura que "para nosotros es un quebradero de cabeza cobrar la tasa. Todo el mundo quiere venir y disfrutar pero se olvida de que retirar la basura, y mantener los cuartos de baño abiertos y limpios. Si no fuera por esa tasa no podrían estar abiertos y no se daría trabajo a una persona para su mantenimiento".

Además ha hecho hincapié en la necesidad de ser "cívicos" por lo que entiende que las señales de prohibido aparcar en el perímetro del parque periurbano "son solo disuasorias" ya que hasta el momento "no se ha producido ninguna sanción".

Desde el Ayuntamiento confían que al igual que pasó con la puesta en marcha de la tasa para aparcar en el parque, las críticas por las sanciones por hacerlo fuera de su perímetro terminen también diluyéndose y se acepte con naturalidad por tratarse de un tema de seguridad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios