Cazorla da su sí a los presupuestos con medidas para el IBI, plusvalías y ORA

  • Acepta las cuentas municipales de 2018 al incluir el PP el "100%" de las exigencias naranjas

  • Reprueba las "provocaciones" de Castellón y advierte de que el apoyo de Cs puede cambiar

Los casi cinco meses de negociación sobre la distribución de la bolsa económica del Ayuntamiento para 2018 han conducido finalmente al acuerdo entre el Partido Popular y el Grupo Municipal de Ciudadanos, cuyo portavoz, Miguel Cazorla, ofreció ayer una rueda de prensa en la que anunció el respaldo de la formación naranja a los Presupuestos Municipales que, aun "magníficos", dio a regañadientes, evidentemente molesto por las últimas declaraciones que 24 horas antes realizaba la mano derecha del alcalde, el concejal del PP Miguel Ángel Castellón. Hasta el punto que Cazorla ha advertido al equipo de gobierno de que el apoyo de Cs puede cambiar en cualquier momento previo al oportuno Pleno, que el regidor capitalino quiere acelerar antes de que finalice este mes de enero.

"El Ayuntamiento va a tener presupuestos para 2018 gracias a Ciudadanos y lo apoyamos solo y exclusivamente por Almería y por los almerienses", introdujo Cazorla, que se congratuló por la aceptación al "cien por cien" de las 63 medidas puestas sobre la mesa por la formación naranja. Serán en los próximos días desgranadas cuando se produzca, o no -porque ni Cs ni PP lo dejaron ayer del todo claro-, un acto público de la firma del acuerdo. Entre esas 63 exigencias están incluidas las tres "líneas rojas" sin cuya aceptación los de Cazorla aseguraban su rechazo presupuestario y por las que, dijo el portavoz de Cs, "es un día para estar contentos". Según explicó, la rebaja del IBI alcanzará el total del 5% en 2019, adelantando un año con respecto a los planes que sobre este recibo de la contribución tenía el equipo de gobierno, el cual también se ha comprometido a habilitar las partidas adecuadas con las que atender la devolución de las plusvalías en función de las directrices pendientes de dar por parte de la Dirección General de Tributos. La última de las "líneas rojas" es la elaboración de un estudio y consiguiente aplicación de tarifas especiales de la zona azul dirigidas a trabajadores afectados por el área de influencia de este servicio de regulación del aparcamiento en la vía pública.

Pero el acomodo de las 63 medidas de Cs y el anuncio del respaldo en rueda de prensa no le garantiza al Partido Popular la entrada en vigor de los presupuestos en febrero. Al menos, eso quiso trasladar Cazorla quien se reserva el derecho de cambiar la orientación del voto de su grupo hasta el mismo Pleno debido a las "provocaciones" achacadas a Castellón, las cuales han enturbiado la "exquisita negociación con la concejal de Hacienda y el alcalde", a quien el portavoz le requirió ayer reprender a su mano derecha. Y es que, según el representante de C's, si Almería aún no tiene presupuesto no se debe a "cuestiones estéticas" y "puestas en escena", sino a la "forma de trabajar y gestionar del PP" al que le falta aún el informe de Intervención sobre los presupuestos, que es, manifestó Cazorla, lo que Ciudadanos exige. "Lo que para unos es un problema estético, para nosotros son garantías" ante el grado de cumplimiento de las cuentas de 2017 que, recordó Cs, se han quedado en el 65%. El resto, se rescata este 2018.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios