Cemento y muchas ganas para cosntruir un salón nuevo

  • El presidente de la asociación La Paciencia, Eduardo Escobar, moviliza a los vecinos para ampliar el local donde se reúnen

No usarán los días de puente para descansar, para quedarse en el sofá o disfrutar de la playa en invierno. Los vecinos de la asociación La Paciencia de Barrio Alto se llenarán las manos de cemento y, ladrillo a ladrillo, ampliarán el local que emplean para sus reuniones. Quieren construir una sala para el juego de los mayores y los niños. Las partidas de cartas y las carreras de coches metálicos. Para dejar que las horas pasen despacio, mientras los padres debaten, participan y deciden qué hacer con los problemas que día a día preocupan y se plantean en cada corro vecinal. Ha sido el presidente de la agrupación, Eduardo Escobar, el que hizo pública la intención de remodelar el local, dejándolo más grande y con amplitud. "Van a ser los mismos vecinos los responsables de la mejora de estas instalaciones", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios