La Chanca, harta del paro, se lanza a la calle para cambiar su presente

  • Tras la creación de la plataforma, llevan a cabo varias iniciativas y tocan a las administraciones

El barrio de La Chanca vuelve a tomar la iniciativa, como ha venido siendo habitual siempre que la situación se ha torcido en Almería. Un numeroso grupo de vecinos ha creado la Plataforma de Desempleados del barrio y está dispuesta a estar presentes en todos los ámbitos ciudadanos, sociales y políticos para encontrarle un futuro mejor y digno a los habitantes del barrio. De ahí que ya hayan comenzado a dar sus primeros pasos. Han establecido contacto con el Defensor del Pueblo de Andalucía y han participado protestas ciudadanos como la organizada por los sindicatos para criticar las políticas de austeridad que se están imponiendo desde Europa. Lo hicieron con la pancarta: "Por unos barrios dignos para la clase obrera".

Y es que en la actualidad, el barrio de La Chanca está sufriendo una tasa de paro que supera el 60%, siendo una de las zonas más desfavorecidas de la capital en este aspecto, creándose una zona de exclusión social contra la que están intentando luchar sus propios vecinos con distintas iniciativas solidarias.

Según el portavoz de la plataforma José Campoy y los distintos componentes "denunciamos el enorme desempleo y desbordante que impera en el barrio de Pescadería-La Chanca. Hay casos de personas que llevan mas de cinco años sin conseguir trabajo".

Por esta razón una de las principales reivindicaciones que lanza este colectivo es el control riguroso del empleo: "No vamos dar un paso en nuestras reivindicaciones para que los desempleados tengan una vida digna. Exigimos al Ayuntamiento de la ciudad una bolsa de empleo municipal publica y rotativa".

La Chanca, creada en el siglo X en tiempos de Abderramán III, despoblada en el XII y abandonada por los gobernantes en el XIX. Desde ahí radican sus males. El 40% de sus habitantes carecen de estudios y la tasa de paro, muy variable según el periodo, apenas baja del 30%. El 30% de sus viviendas son anteriores a 1951 (cuadruplicando el porcentaje de la ciudad de Almería) y las quejas más comunes de los vecinos tienen que ver con la delincuencia (62,39%) y por la escasez de zonas verdes (73.66%).

Sin embargo, La Chanca es uno de los barrios que más ha aportado a la cultura almeriense, con una fuerte identidad tradicional y con un foro, el de la Chanca, que integra a casi 50 colectivos que no paran de luchar por el auge de su zona. Zonas cercanas como San Cristóbal o Colonia Morato comparten estas características. En el caso del barrio de San Cristóbal, aún sigue existiendo déficit de alumbrado. La percepción que tiene la gente sobre este tipo de barrios es negativa y eso constituye dificultad para la integración social y la boral de los vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios