Condenados por pegar a tres agentes para que no pillasen a un presunto maltratador

  • Los guardias civiles llegaron a encontrar a once personas atrincheradas para evitar su acción

El Juzgado de lo Penal número 5 de Almería ha condenado a tres hombres que participaron en una trifulca en la que resultaron tres guardias civiles. La sentencia, contra la que no cabe recurso y consultada por Diario de Almería, rcoge que sobre las dos y cuarto de la madrugada del 9 de febrero de este año, la Guardia Civil acudió a una calle de Roquetas de Mar tras recibir la alerta sobre un posible caso de malos tratos de violencia de género.

Al encuentro de los agentes salió el acusado J.S.R. para evitar que identificaran al supuesto autor de los hechos y cuando los guardias civiles le requirieron que se identificara se negó y les dijo: "No os doy el DNI, porque no me sale de los cojones". Cuando fueron a detenerlo, el hombre se revolvió y agarró fuertemente a uno de los agentes, cayendo ambos al suelo.

Los hechos tuvieron lugar el pasado mes de febrero en la localidad de Roquetas de Mar

A continuación, los miembros del Instituto Armado intentaron identificar a la víctima y a su presunto maltratador pero en el portal del edificio en el que supuestamente se encontraban se habían atrincherado al menos once personas para impedir que realizaran su labor.

Entre ellos se encontraba L.S.S., el supuesto maltratador e hijo del anterior detenido, quien les gritó: "Os voy a matar, hijos de puta, por qué os lleváis a mi padre que no ha hecho nada, os voy a rajar a todos, que me quedado con vuestras caras, dejadme salir que los mato".

Al acceder al portal, otro hombre, identificado también como L.S.S., se abalanzó sobre los agentes intentando golpearlos. El procesado llegó a impactar a dos de ellos y mantuvo un forcejeo con otro cuando procedió a su detención.

Estos tres últimos guardias civiles sufrieron lesiones leves como erosiones, contsiones, edemas o abrasión en articulaciones.

Por estos hechos, J.S.R. ha sido condenado por un delito de atentado a seis mess de prisión. Al primer L.S.S. -el presunto maltratador- le han sido impuestos seis meses de prisión por un delito de amenazas, y al segundo L.S.S. medio año de cárcel por un delito de atentado y tres multas por otros tantos delitos leves de lesiones, además del pago de indemnizaciones por un total de 600 euros a los agentes.

En todos los casos ha sido suspendida la pena privativa de libertad a condición de que no delincan durante dos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios