'Conoce tu Auditorio', un paseo por las entrañas de la cultura

  • Centenares de vecinos han recorrido aquellas instalaciones que desde el patio de butacas no se ve · Si el grupo de visitantes supera las 6 personas hay que pedir cita

Muchos de nosotros nos hemos preguntado alguna vez, al acudir a un concierto, obra de teatro o cualquier actividad cultural en un Teatro Auditorio cómo se desarrolla todo, qué se esconde entre bambalinas, cómo son los camerinos, cómo funcionan las luces, y así un largo etcétera de incógnitas. Todas las que el ojo del espectador no alcanza a ver cuando acude a un espectáculo. Sus entrañas. Han pasado casi dos años desde que el Ayuntamiento de El Ejido decidiera brindar, de forma totalmente gratuita, a los vecinos y visitantes del municipio, la oportunidad de aclarar todas esas incógnitas, a través de visitas guiadas, bajo la denominación de Conoce tu Auditorio. Desde entonces han sido centenares las personas que han acudido a esta cita. La última de "estas visitas tenía lugar justo antes de Navidad", aseguraba el jefe del área de Cultura, Gabriel Martín.

El Teatro Auditorio de El Ejido es más que un clásico Auditorio y quizás la gente desconozca que es un centro cultural y sus instalaciones son muy amplias. Por ello, "lo que intentamos con las visitas es que la gente conozca todos los rincones, instalaciones, que normalmente no ve, desde bambalinas y allí donde no pueden subir en condiciones normales, pero además, dar a conocer todo el resto de instalaciones de que dispone el edificio porque son múltiples salas, que en este momento algunas están vacías y otras dan un servicio muy polivalente, así como mostrar otros servicios generales que hay". Y es que durante estas visitas que duran en torno a dos horas, ya que se explica hasta el último matiz del edificio durante el recorrido por el mismo, además, se muestran el resto de instalaciones que lo componen, desde la "maquinaria, aire acondicionado, sonido, tuberías… Todo eso que de alguna manera nos trasporta a otro pequeño mundo de lo que es el Auditorio", matizaba Martín.

Este edificio, que se levanta sobre un solar de 3.000 metros cuadrados "y son en torno a 15.000 metros cuadrados construidos, queda divido en la zona noble donde se ubican cuatro plantas, sótano y tres, y en la zona técnica hay nueve entreplantas", matizaba. Entre los múltiples detalles curiosos que componen el edificio, y que se escapan al espectador que sólo conoce el patio de butacas es que "todo lo que está a la izquierda está a la derecha, hasta los trasteros". Durante el recorrido, además, se detallan no sólo las dimensiones sino las innovadoras medidas contra incendios o cómo la primera fila se convierte en un foso. Es cierto que uno de los momentos de la visita no está recomendado para aquellos que sufran vértigo, al subir a 20 metros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios