El Consistorio de Oria da luz verde al proyecto de actuación para el desarrollo de alojamientos turísticos de ámbito rural en el Cortijo Panduro

  • El proyecto se extendería sobre una superficie de 82 hectáreas, además, la oferta de alojamiento será completada con actividades de turismo activo

El Ayuntamiento de Oria ha dado luz verde al proyecto de actuación para el desarrollo de alojamientos turísticos de ámbito rural enclavados en el Cortijo Panduro del término municipal. Uno de los fines de esta iniciativa es realizar diferentes actividades vinculadas tanto con la conservación del entorno natural como con el mantenimiento de la cultura, así como de las costumbres de la zona.

Sobre esta futura actuación, el alcalde del Consistorio de Oria, José Pérez, ha manifestado que “el turismo en el medio rural es una actividad relevante para el desarrollo de las zonas más desfavorecidas, aunque siempre hay que respetar los valores medioambientales y culturales de la zona”.

Se trata de una actuación presentada por Explotaciones Agrícolas Cortijo Panduro. El proyecto se extendería sobre una superficie de 82 hectáreas, además, la oferta de alojamiento será complementada con actividades y servicios de turismo activo.

La iniciativa turística contempla la adecuación de las construcciones existentes a su uso como casas rurales. Para ello se actuará sobre el mesón rural, el cual es la principal edificación del proyecto, aunque no será necesaria la realización de obras de gran envergadura en el mismo, puesto que presenta un buen estado. A ello se suma la adecuación de un aljibe que se localiza en dicho lugar, que posteriormente se expondrá a los futuros visitantes.

Asimismo, las inmediaciones de los alojamientos serán ornamentados con objetos típicos de la zona, concretamente, con elementos de decoración elaborados en barro, así como con plantas típicas de la zona. También se ha tenido en cuenta un almacén, que se encuentra adyacente a la edificación principal, el cual será destinado al almacenaje de herramientas y enseres del campo.

Por otra parte, dentro del proyecto presentado, también se han introducido una serie de terrenos destinados al cultivo del almendro, olivo, árboles frutales, así como una zona de huerta. En un principio, esta superficie estará destinada a la realización de actividades y talleres relacionados con el conocimiento del cultivo como, por ejemplo, las labores de mantenimiento de las fincas como es el labrado, riego, la poda o la recolecta de las cosechas.

“También se pretende poner en marcha un taller de turismo activo, concretamente, se desarrollará en bicicletas de montaña para lo que se ha estimado necesaria la compra de cinco unidades de bicicletas especializadas”, ha especificado el primer edil.

No obstante, estas actividades requiere de medios humanos especializados, entre los que se encuentran, una persona encargada del mantenimiento de los árboles y la huerta, otra persona encargada del cuidado y vigilancia de las viviendas, así como un responsable de controlar la piscina durante su periodo de apertura.

Para concluir, José Pérez, ha apostillado que “esta actuación ofrece la posibilidad al turista de un servicio de alojamiento en un entorno rural, que puede ser completado con numerosos servicios como son el de restauración especializada y tradicional, así como de diversos talleres y la practica del turismo activo”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios