El Consistorio ya tiene su ordenanza para sancionar los hábitos incívicos

  • Tirar cáscaras de pipas en parques infantiles o realizar grafitis podrá costar entre 75 y 600 euros Podrán sustituir las sanciones por trabajos

El Ayuntamiento de Adra ha aprobado el texto de la Ordenanza Cívica que persigue preservar el correcto mantenimiento y conservación de los espacios públicos, evitar los actos vandálicos y fomentar la concienciación ciudadana. La normativa ha salido adelante en el último Pleno Ordinario con los votos a favor de Partido Popular, Partido Socialista y Ciudadanos y los votos en contra de Plataforma Ciudadana. El alcalde Manuel Cortés ha destacado que "la nueva Ordenanza hace partícipe al conjunto de los abderitanos de la importancia de conservar en buenas condiciones los espacios públicos", al tiempo que ha incidido en que persigue "erradicar los actos vandálicos a base de una mayor concienciación y reeducación de quienes actúen de forma incívica".

Además, ha asegurado que el régimen sancionador "no busca recaudar, ya que se han introducido alternativas a las sanciones para que quienes infrinjan las normas de convivencia puedan sustituir el pago por la realización de trabajos a beneficio de la comunidad". Igualmente, se prevé la reposición de los daños causados. "Consideramos que estas medidas son mucho más efectivas y tocan de lleno la conciencia ciudadana", ha dicho el alcalde.

La nueva normativa actualiza y mejora la regulación existente para las conductas en los espacios públicos, la degradación visual del entorno urbano, el uso inadecuado del espacio público para juegos, medidas específicas para parques infantiles, el uso de los espacios ajardinados y el respeto a las zonas públicas.

Igualmente tendrá en cuenta la necesidad de evitar las prácticas que atenten contra la dignidad de las personas, especialmente cuando se dirija a los colectivos más vulnerables. Además, recoge normas específicas para los usuarios para la buena conservación y mantenimiento de los diferentes espacios ajardinados y de conservación del mobiliario urbano.

Con carácter general, no se permitirá cualquier tipo de manipulación realizada sobre los árboles y plantas, caminar por zonas ajardinadas, o cortar flores, ramas o especies vegetales. Tampoco arrojar en espacios ajardinados basuras, residuos, cascotes, piedras, papeles, plásticos, grasas o productos cáusticos o fermentables o cualquier otro elemento que pueda dañar las plantaciones, encender fuego o la instalación y disparo de cualquier actividad pirotécnica, salvo en los supuestos que expresamente se autoricen. Asimismo, no se permitirá la entrada y circulación de vehículos a motor, bicicletas o similares, en los espacios ajardinados, salvo cuestiones de seguridad o emergencia.

Por motivos de salubridad, seguridad y ornato público, no podrán consumirse pipas o similares dentro de los recintos acotados como parques infantiles, concretamente en la zona de juegos de los niños y niñas. Además, las cascaras de pipas o similares, así como bolsas o desperdicios se deberá depositar en el mobiliario urbano destinado a tal efecto.

La ordenanza regula de forma específica cada materia y la vulneración de las medidas tendrán la consideración de infracción administrativa, que se clasificarán en leves, graves y muy graves y que oscilarán entre los 75 y los 600 euros que podrán ser sustituidas, a elección del infractor, por trabajos en beneficio a la comunidad. Además, el Ayuntamiento de Adra prevé la alternativa de la reposición de las cosas dañadas al estado anterior a la infracción cometida.

Por último, el Ayuntamiento se compromete a que el importe de las sanciones irá destinado a la reposición de los daños, a campañas informativas, así como a la reparación o mantenimiento de parques infantiles/biosaludables...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios