Convenio regulador de las condiciones sociolaborales

  • La integración de los funcionarios en el Régimen General supone un ahorro de 15.000 euros al mes

Apenas minutos antes de que comenzara la sesión plenaria en el Ayuntamiento de El Ejido, cuyo inicio se ha visto retrasado, precisamente por la firma, entre el Gobierno municipal y representantes sindicales del convenio en virtud del cual se van a regular las nuevas condiciones sociolaborales del personal funcionario y laboral del Consistorio. Un convenio que se ha elevado al pleno desglosado en 3 puntos. El primero, la aprobación del documento referente al convenio pacto de las condiciones de los funcionarios, y el segundo, el convenio colectivo del personal laboral, que han contado con el voto en contra del PSOE, las abstenciones de IU, PAL y UPyD y el voto a favor del PP, y un tercer punto, aprobado por unanimidad, que recogía la integración de los funcionarios en el Régimen General de la Seguridad Social, que supondrá un ahorro de 15.000 mensuales a las arcas municipales, y que entrará en vigor a partir del 1 de abril.

El convenio que regula las condiciones sociolaborales de los trabajadores, tiene tras de sí un largo proceso de negociación entre ambas partes, Ayuntamiento y sindicatos, que ha permitido conformar el capítulo I del Presupuesto, relativo al gasto de personal.

El regidor ejidense, Francisco Góngora, ha destacado que se ha trabajado con el "máximo espíritu de colaboración" y con la voluntad, por parte de su equipo de gobierno, de ser ecuánime con todos los trabajadores, de forma que los salarios se distribuyan en función de la responsabilidad y trabajo desempeñado. "Estoy muy satisfecho de cómo los trabajadores han comprendido la mentalidad de este equipo de gobierno, demostrando muchísima coherencia en el sentido de la austeridad y de arrimar el hombro aunque entendemos, también, que es difícil que llueva a gusto de todos" ha subrayado Góngora, quien asimismo ha resaltado que "tenemos por delante cuatro años de paz social, en los que todos vamos arrimar el hombro en una única dirección, que es la de sacar al Ayuntamiento de la situación de asfixia económico-financiera en la que se encuentra".

Entre las grandes líneas marcadas en el proceso de negociación se encuentran la integración de los funcionarios en el Régimen General de la Seguridad Social, la suspensión temporal de parte de las prestaciones, así como el análisis de las fórmulas más adecuadas de cara a que las rentas más bajas no se vean perjudicadas, tanto por la suspensión temporal de las prestaciones como por los ajustes puntuales que se aplicarán en lo relativo a la productividad, siempre desde la aplicación de criterios objetivos. En esta línea, Góngora recordaba que "para el Gobierno municipal, dicho proceso de negociación se ha centrado en dos premisas básicas, alcanzar un acuerdo razonable con los trabajadores, manteniendo el máximo número de empleos posible, y generar una partida de ahorro en el capítulo de personal, con el objetivo de garantizar las nóminas y la estabilidad económica del Ayuntamiento".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios