la mojonera

Convivencia con leyes arcaicas

  • El Ayuntamiento presenta una actualización de la ordenanza que data del año de creación del pueblo (1984) y que penaliza herrar caballos en la calle

Era, hasta que Balanegra se constituyó como municipio el año pasado tras segregarse de Berja, la localidad más joven de la provincia. La Mojonera se constituyó como tal el 10 de abril de 1984, fecha en la que se aprueba el decreto de segregación de la barriada de la Mojonera, perteneciente al término municipal de Felix.

Una juventud que, en ciertos aspectos municipales no ha seguido pareja con el paso del tiempo. Es el caso de la Ordenanza de Convivencia y Seguridad Ciudadana que yacía obsoleta desde 1984. Y es que dicha normativa reflejaba leyes como la de prohibir herrar, desplumar y esquilar animales en la vía publica, leyes sobre el paso de la caballería sobre el municipio, de la gestión de las cuadras o de no pelar cerdos en la calle. Una serie de cotidianidades que ya en pleno siglo XXI suenan arcaicas y obsoletas y que, por tanto, requerían una actualización a los tiempos que corren y que ha llegado de la mano del actual equipo de gobierno de los independientes de Todos, que presentaron la renovación de la citada ordenanza en sesión plenaria.

Pero como suele suceder en política, y más si el equipo de gobierno no tiene mayoría absoluta, ha habido discrepancias con la oposición que dilatarán la puesta en marcha de esta renovada ordenanza tras 32 años de existencia. El PP presentó una moción de urgencia con diversas rectificaciones ya que a su juicio la ordenanza contempla multas de hasta 3.000 euros por infracciones muy graves, siendo la opinión del Partido Popular de que sean de como mucho 1.500 "ya que el fin de una ordenanza no es recaudar, como ellos pretenden, sino educar", y por ello en la moción han solicitado que las sanciones se rebajen un 50% .

Para el anterior edil, José Cara González, al parecer no era algo prioritario el bienestar de sus vecinos, de los cuales ha recogido quejas en sus 12 años de gestión, para luego no poder atenderlas debidamente. En este municipio, los vecinos habían tenido que convivir sin poder sancionar que se arrojen papeles a la calle, que pinten en fachadas o que vecinos colindantes tengan la música a todo volumen entorpeciendo el orden y la tranquilidad de este pequeño municipio", denuncia el alcalde, José Miguel Hernández.

"Gracias al actual equipo de gobierno y al laborioso trabajo que se ha venido realizando desde la jefatura de Policía Local de esta Localidad se ha podido llevar a pleno lo antes posible la nueva ordenanza que acoge y gestiona todas aquellas normas que pensamos que son acordes a estos tiempos que corren y son tan imprescindibles", explica.

"La nueva ordenanza es bastante cívica ya que, en el caso de los menores de edad, por ejemplo, se pretende no sancionar económicamente a los padres, si no que estos acudan a cursos de concienciación y/o restauren el daño causado ellos mismos. De este modo podrán apreciar la importancia de convivir de manera respetuosa y civilizada", concluye el regidor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios