Dan la razón a un guardia civil del puerto que denunció a un subteniente al mando

  • Descubrió que le habían quitado los privilegios para nombrar servicios en el sistema SIGO

Imagen de archivo de un guardia civil destinado en el puerto almeriense durante el Paso del Estrecho. Imagen de archivo de un guardia civil destinado en el puerto almeriense durante el Paso del Estrecho.

Imagen de archivo de un guardia civil destinado en el puerto almeriense durante el Paso del Estrecho. / Javier Alonso

La Sala Militar del Tribunal Supremo (TS) ha anulado la sanción impuesta a un guardia civil destinado en el puerto de Almería que denunció a un subteniente por emitir "informes o partes del servicio que no se ajusten a la realidad o la desvirtúen" al entender que se vulneró su derecho fundamental a la legalidad, ordenando que se deje sin efecto la falta grave apreciada y la sanción impuesta, cuya anotación deberá desaparecer de la documentación del interesado.

El TS deja sin efecto la sentencia del Tribunal Militar Central que ratificó la sanción impuesta por el director general de la Guardia Civil el 17 de febrero de 2016. El fallo recoge que el guardia civil denunciante, destinado en el Destacamento Fiscal del puerto, dirigió al coronel de la Comandancia en diciembre de 2014 un parte disciplinario por una posible infracción del subteniente jefe responsable de este puesto.

Señalaba entonces que en mayo de 2014 al ir a planificar y nombrar en el servicio informático SIGO a los miembros de la Unidad de Acción Rural de la Guardia Civil (UAR), descubrió que no disponía de privilegios para hacerlo y que al pensar que podía tratarse de un fallo, esperó varios días para que pudiese resolverse este problema. Pasado este tiempo y ante la necesidad de nombrar dicho servicio, se dispuso que lo hiciera otra agente.

El denunciante informó al subteniente de que ya no tenía privilegios para nombrar servicio y éste le manifestó que se los habían quitado por orden suya y que se encargaría de ello un cabo de la Oficina De Analisis E Investigacion (Odaifi). "Todo ello a pesar de llevarlo haciendo desde que se impuso el SIGO y prestar servicio en UAR dependiente funcionalmente del jefe de Dependencia de Aduana e Impuestos Especiales de Almería y ser yo el Guardia Civil más caracterizado de los dos componentes que forma esta Unidad", añadía el agente.

"Hacer constar, que esa decisión se asume con disciplina, si bien se considera, que se debería de haber informado de la nueva situación al que suscribe y al Cabo 1º y, se hubiese evitado el hecho de iniciar un servicio sin la preceptiva papeleta de servicio y ser nombrado otro servicio por escribiente de la oficina del Destacamento", apuntaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios