Desert Springs asegura que compró la finca 'perdida' a sus verdaderos dueños

  • La propietaria del campo de golf comenta que no le afecta el asunto de las hectáreas desaparecidas · El Ayuntamiento investiga la ubicación de un terreno adquirido en 1934 para uso como aeródromo militar

El Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora investiga actualmente y a instancias de auto judicial, la ubicación de 250.000 metros cuadrados de suelo que a fecha de hoy podrían tener la calificación de urbano consolidado. Estas 25 hectáreas, compradas por el Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora en el año 1934 para uso como aeródromo militar y presumiblemente revertidas a su anterior propietario por impago del precio pactado, no aparecen en el inventario de bienes del Consistorio cuevano y algunas fuentes las sitúan físicamente en los terrenos comprados por la empresa que gestiona y explota el complejo Desert Springs.

La búsqueda documental de los terrenos que los técnicos del Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora de momento no encuentran, tiene su origen en la iniciativa ejercida como Acción Pública por parte del letrado Marcos Sánchez Adsuar, uno de los integrantes del gabinete jurídico Sánchez Adsuar Abogados Urbanistas, S.L., con sede en la provincia de Alicante. Sánchez Adsuar se interesa ante el Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora por las 25 hectáreas a finales del pasado año 2008.

Tras varios meses sin recibir respuesta, el bufete acude a los tribunales que finalmente, y tras allanarse el Consistorio cuevano, estiman las pretensiones de Marcos Sánchez Adsuar conducentes a recuperar los terrenos para el patrimonio municipal y al cobro del porcentaje contemplado por la Ley en estos casos.

Mientras se solventa la cuestión entre el Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora y el despacho jurídico Sánchez Adsuar Abogados Urbanistas, S.L., la empresa propietaria del campo de golf Desert Spring pone de manifiesto, según su portavoz, que "jurídicamente estamos tranquilos". Desert Spring compró en el transcurso de tres o cuatro años varias propiedades a sus respectivos propietarios que, además, las ocupaban. Se levantaron planos y cuando se ordenó el suelo mediante un Plan Parcial, hubo que hacer un proyecto de parcelación para acomodarlo al Plan Parcial, un procedimiento que lo sigue el Ayuntamiento porque es el Ayuntamiento el que lo aprueba y lo autoriza. Hay una serie de pasos legales como exponerlo a información pública, se aprueba y después se inscribe las fincas resultantes en el Registro de la Propiedad; es decir, aportamos varias fincas y tras ese proyecto se transforman en varias fincas resultantes que son los solares, las calles y las cesiones al Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora. Es en ése procedimiento cuando el entonces secretario del Ayuntamiento de Cuevas nos llama para avisarnos de que existe ese documento. Nosotros decimos que aquí están nuestros títulos, que la finca que no encuentran estará donde esté, pero nosotros aportamos nuestros títulos de propiedad y la posesión de los terrenos. Por lo tanto ni entramos ni salimos en este asunto, porque no nos afecta". Quien sí ordenó una investigación, según él mismo apunta, fue el entonces alcalde de Cuevas del Almanzora, Antonio Llaguno, que hizo enviar una carta al Ministerio de Defensa de la que recibió respuesta vaga e imprecisa.

No obstante, al gabinete jurídico de Desert Spring le llama poderosamente la atención que "los técnicos municipales del Ayuntamiento cuevano, están investigando la ubicación de un bien para recuperar la posesión, cuando la Ley dice que eso procede dentro del año siguiente de su pérdida. Por otra parte, resulta difícil explicar cómo el Ayuntamiento consiente que un vecino de Alicante inste una acción que sólo está permitida para los vecinos del municipio, del mismo modo que nos preguntamos cómo es posible que el Ayuntamiento de Cuevas se persone sin emplazarnos a nosotros que éramos parte del procedimiento y se allana a investigar cuando este señor no tiene ninguna facultad para investigar nada en Cuevas porque no es vecino del municipio". A pesar de lo anterior, el portavoz de Desert Spring señala que "sí acudiríamos a los Tribunales en el caso de observar alguna actitud o acción irregular o no ajustada a Derecho. No creo que se dé el caso, pero el título de propiedad lo tenemos nosotros sobre algo que el propio Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora ha investigado antes, por lo tanto el Ayuntamiento lo que no puede es ir contra sus propios actos". Desert Springs realizó las operaciones de compra hace aproximadamente veinte años y, según argumentan, en todo momento fueron asesorados por profesionales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios