Dimite el portavoz del PAL por discrepancias con el partido

  • Miguel Ángel Barrientos presenta este próximo lunes su cese en el partido pero no como concejal · Su marcha es un paso más en la desaparición de esta fuerza política

El portavoz del Partido de Almería (PAL), Miguel Ángel Barrientos, presentará este próximo lunes su dimisión en el cargo y su cese como militante en el partido al apuntar, según ha podido saber este periódico de fuentes cercanas al mismo, que no está de acuerdo con la política de oposición que está llevando a cabo el partido y ciertas discrepancias con el modelo de gestión impuesto por el ex alcalde ejidense y líder del partido, Juan Enciso.

Esta decisión es una muestra más de la fuerte e imparable disolución que está sufriendo el PAL tras perder en las pasadas elecciones municipales el Ayuntamiento ejidense en el que gobernó con mayoría absoluta y que estuvo salpicada por la operación Poniente que llevó a la cárcel a Enciso y a otros responsables del gobierno municipal.

Actualmente el PAL cuenta con cuatro concejales frente a los 13 ediles del PP y ocupa bancada en la oposición con otros cuatro ediles del PSOE, dos de Izquierda Unida y otros dos de UPyD.

Tras el cese de las funciones de Barrientos y su marcha al grupo mixto, el partido queda aún más debilitado en su labor de oposición y deberá nombrar a un nuevo portavoz, cargo al que se postulan los tres compañeros de fila: Aurora Valero, José Antonio García y Joaquina García.

Fuentes consultadas por este periódico señalan que este movimiento es un guiño de Barriento al Partido Popular para volver a sus filas tal y como hicieran otros políticos al inicio de la andadura del PAL como Antonio Torres, Francisco Góngora, Rosalía Espinosa, José Andrés Cano o Manuel Maldonado.

Con este último movimiento y tras siete años de existencia, el Partido de Almería tiene aún más visos de desaparecer. Hay que recordar que en el año 2005, Juan Enciso, actual presidente del PAL, fundaba el partido tras las rencillas surgidas en el seno del Partido Popular, al que abandonó por "falta de democracia dentro del mismo", según señalaba entonces, y con el que había gobernado El Ejido desde el año 1991.

Su mayor protagonismo y peso político se alcanzó dos años después cuando en las elecciones municipales del año 2007, el PAL obtenía más de 22.000 votos, es decir, casi un 8% en toda la provincia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios