El Ejido se 'moja' en huevos con chorizo y se refresca con sandía

  • Santa María del Águila repartió ayer más de 5.000 huevos y una tonelada de sandía para celebrar sus fiestas patronales. Hasta 40 minutos de cola esperaron algunos visitantes para coger su plato

Más de 5.000 huevos, concretamente 5.550, por si faltaban; 3.000 panecillos y una tonelada de sandías se pudieron degustar ayer en las fiestas del chorizo y los huevos fritos que se celebró en la carpa del recinto ferial de Santa María del Águila con motivo de las fiestas en honor de la patrona de este núcleo urbano ejidense que no es otra que Santa María Madre de la Iglesia.

Desde las doce de la mañana y hasta las tres y media de la tarde, aproximadamente, fueron muchísimas las personas que hicieron cola, algunos hasta 40 minutos, para poder disfrutar de estos manjares que se repartieron completamente gratis y que hicieron las delicias de grandes y pequeños. De hecho, en la cola que se formó había mayores y también niños esperando pacientemente para poder catar los manjares que durante toda una mañana se encargaron de preparar hasta seis expertos cocineros, eso sí, con el buen humor como nota característica.

Y es que no era para menos porque en varias paelleras que ayer se utilizaron como grandes sartenes fue donde se freían los huevos y chorizos que posteriormente eran degustados por más de 3.000 personas que se acercaron a disfrutar de esta jornada de convivencia. Esta fiesta supone un prólogo de lo más sabroso para unas fiestas patronales que finalizarán el próximo domingo y que cada año se consolidan más en el municipio de El Ejido.

No es de extrañar que esta fiesta no se la quisiera perder nadie, ni siquiera desde la corporación municipal. Algunos como el edil de Agricultura, Jorge Viseras, incluso se atrevió a remangarse la camisa y ayudar a los organizadores a cortar sandía, todo para promocionar esta fruta ejidense que hizo las delicias de todos los que se llevaron el menú de huevos y chorizos. "La sandía hay que consumirla casi a diario en la época en al que estamos porque previene de determinados tipos de cáncer", agregó.

La gente quería el kit completo y además de la sandía se llevó sus huevos, sus chorizos su tomate y su correspondiente pan y bebida porque también convenía refrescarse con otro tipo de alimentos más líquidos.

También se dieron cita en Santa María del Águila gentes venidas desde otros puntos de la comunidad autónoma como María que vino desde Málaga y que aseguraba "estar encantada".

Sobre las cinco de la tarde la fiesta fue bajando de intensidad. Ayer el pensamiento fue unánime tanto en los vecinos como en los visitantes que acudieron a este núcleo urbano ejidense ya que nadie se quiso perderse una fiesta de dos pares, sí, sí, de huevos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios