CARBONERAS

Expertos ven "inviable" poner un fondo desmontable en la piscina

  • El PSOE propuso esta medida en el último Pleno para evitar hacer obras y reducir la altura

Uno de los proyectos estrella del Ayuntamiento de Carboneras para esta legislatura es la remodelación del Polideportivo Municipal, para poner en uso las instalaciones. En los presupuestos para este año, hay prevista una inversión de 300.000 euros para la reforma del polideportivo, que incluirá, entre otras medidas, la reducción del volumen del vaso actual de la piscina, lo que, según el Consistorio, permitirá reducir costes y la posibilidad de utilización para cursos y otras actividades.

Durante el último Pleno ordinario celebrado hace unos días, el Grupo Socialista propuso que "se valorase" la instalación de fondos desmontables de profundidad en la piscina municipal. Esta medida, tal y como explicó el portavoz socialista, José Luis Amérigo, está implantada en muchos municipios y permite que "sin hacer obra se instale en la piscina un fondo desmontable para reducir la altura y que, a la vez, permita realizar competiciones mediante la desinstalación del fondo, una opción que sería imposible con el hormigonado de la piscina que pretende el equipo de Gobierno".

Sin embargo, según ha podido saber Diario de Almería, los expertos consultados han calificado de "inviable" esta posibilidad, alegando, sobre todo, razones de salubridad. "El falso fondo se coloca sobre el actual, por lo que siempre queda agua estancada debajo, por lo que no se recomienda su utilización de forma permanente, sino para casos muy puntuales", informan.

Desde el Ayuntamiento de Carboneras indican que "estas estructuras están pensadas para momentos excepcionales". De esta forma, según argumentan, sería viable, por ejemplo, si la piscina municipal habitualmente se utilizara para competiciones donde la profundidad de la piscina tiene que ser mayor, y no se pudiera reducir el vaso de forma permanente.

Sin embargo, el equipo de Gobierno considera que "la piscina debe ser funcional y principalmente servirá para dar cursos de natación y el uso por parte de los ciudadanos", por lo que creen que la mejor opción es la remodelación definitiva del fondo, mediante el hormigonado que reduzca el vaso actual.

Otra de las razones por la que los expertos consultados por el Consistorio carbonero consideran que debe reducirse la altura de la piscina es "para reducir costes, tanto por el volumen del agua necesario para llenarla, como para en invierno poder mantenerla a una buena temperatura, facilitando así aún más su gestión".

El polideportivo de Carboneras se está construyendo desde el año 1998 y ha costado a las arcas municipales más de 13 millones de euros, según cifra el actual Gobierno. Añaden, además, que el coste para ponerlo en funcionamiento entero es "demasiado alto e imposible de asumir por un municipio como Carboneras". A su parecer, este tipo de instalación está "pensando para una población mucho mayor, como madrid o Barcelona".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios