Falsifica un contrato con su madre para hacerse con cinco fincas

La Audiencia Provincial acoge mañana el juicio contra una familia acusada de falsificar un contrato para apropiarse de unas fincas en Arboleas. El fiscal asegura que el acusado M.M.G., con la finalidad de apropiarse de las fincas que constituían la totalidad del patrimonio inmobiliario de sus padres, confeccionó un documento privado de compraventa, fechado el 10 de septiembre de 1996, por virtud del cual su madre, que falleció 15 días después, le transmitía cinco fincas detalladas en este escrito. Las fincas eran propiedad de la madre y el padre del acusado, fallecido éste varios años atrás. En dicho documento se establecía que el acusado debía abonar tres millones de las antiguas pesetas, entregando un millón a cada uno de sus dos hermanos y el restante a su madre. Dichos hermanos, dice el fiscal, no tuvieron conocimiento ni intervinieron en dicho contrato, "quedando por tanto privados de la parte de que les correspondía en el caudal relisto de sus padres, en el cual la firma correspondiente a la vendedora era imitación de la original". Asegura la Fiscalía que posteriormente, para documentar y dar "una apariencia legal" al trámite que le permitiera la inscripción en el Registro de la Propiedad de las fincas, de común acuerdo con su esposa y sus dos hijos, llevaron a cabo un plan de "común acuerdo". Así, el acusado aportó el 2 de noviembre de 2000 las fincas a su sociedad de gananciales con su mujer y el día 17 de l mismo mes elevó una escritura pública ante notario por el que la pareja vendía a sus dos hijos la nuda propiedad de las mismas, reservándose para sí el usufructo de éstas. El fiscal considera a los cuatro miembros de la familia autores de un delito de falsedad en documento público en relación con un delito de estafa y reclama para el padre tres años de prisión y dos años de cárcel para el resto, además de diversas multas y una indemnización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios