"Falta educación sobre sexología veraz desde una base científica"

  • Antonio Casaubón ofrece una conferencia sobre la sexualidad en ancianos, personas con discapacidad y con enfermedad mental grave

El experto en sexología en su visita a la capital almeriense. El experto en sexología en su visita a la capital almeriense.

El experto en sexología en su visita a la capital almeriense. / javier alonso

Derechos sociales de los sin derechos: Discapacitados, ancianos y enfermedades mentales graves. Es el título de la conferencia impartida por el experto en sexología, Antonio Casaubón Alcaraz, organizada por el Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Oriental en Almería, en la que se han dado cita profesionales de los distintos colectivos a los que Casaubón ha hecho referencia en la charla. Psicólogo, past-president de la Sociedad Española de Sexología, y de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Sexología y Educación Sexual, y académico numerario de la Academia Española de Sexología y Medicina Sexual, el especialista ha considerado que la solución a todos los problemas que se plantean en colectivos como personas con discapacidad, mayores, y personas con enfermedades mentales graves se erradicarían "ofreciendo una correcta información con base científica educativa". En la mayoría de las situaciones el desconocimiento es la causa que origina "la negación de la sexualidad a estos colectivos".

Tal y como ha indicado Antonio Casaubón, "hay que partir de la base de la importancia de la sexualidad humana, que junto con los derechos universales no se respetan para la sociedad en general, y desafortunadamente, menos aun cuando hablamos de estos colectivos". "Esa negación a la sexualidad lleva consigo una serie de consecuencias que son esenciales tener en cuenta". El experto ha destacado que existen muchos mitos a cerca de la sexualidad, precisamente por el desconocimiento. Cuando hablamos de sexualidad no sólo nos referimos a los genitales. Es mucho más. Es una relación afectiva, son emociones, sensaciones...". "Para un joven de 20 años lo importante si puede ser el coito, mientras que para alguien de 70 lo será una caricia". El doctor Casaubón Alcaraz ha incidido en las consecuencias de la negación y ha llamado a la atención de este tipo de situaciones. "Hay muchos casos en las residencias de mayores en los que son los propios hijos los que advierten al centro de que no consienten que su padre o su madre, viudo o viuda, tenga cualquier tipo de relación afectiva sexual". "Realmente no son conscientes de las consecuencias que puede tener esa negación". En el caso de las personas con enfermedades mentales graves, "es que está socialmente mal visto que tengan relaciones, sin contemplar que son seres humanos con la misma necesidad que todos". El experto ha llamado a la reflexión sobre esta temática.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios