Garantía municipal de 4,7 millones al soterramiento del paso a nivel

  • El Ayuntamiento aprueba este reserva presupuestaria para las obras de 2018 en El Puche

  • Ahora espera que Ministerio y, también, la Junta hagan su respectiva reserva

Visita al paso a nivel de El Puche por el anterior secretario de Estado del Ministerio Fomento y autoridades locales. Visita al paso a nivel de El Puche por el anterior secretario de Estado del Ministerio Fomento y autoridades locales.

Visita al paso a nivel de El Puche por el anterior secretario de Estado del Ministerio Fomento y autoridades locales. / rafael gonzález

Un "paso más de los pocos que quedan". Así resumió ayer el primer teniente de alcalde y concejal de Desarrollo Urbano, Miguel Ángel Castellón, la decisión municipal de garantizar económicamente desde el Ayuntamiento de Almería la supresión del peligroso paso a nivel de El Puche mediante el soterramiento de la vías del tren, adaptadas ya a la llegada de la Alta Velocidad. Son casi cinco millones de euros la reserva económica que el Consistorio almeriense realiza de cara a los presupuestos del próximo año. Ahora el turno le corresponde al Ministerio y, eso sí, también a la Junta de Andalucía, que en su momento se expresó reacia a sufragar parte de la inversión global de 23 millones de euros y de la que se espera que apruebe en los próximos días su aportación proporcional.

El equipo de Ramón Fernández-Pacheco, en el seno de la Junta de Gobierno Local, aprobó ayer dotar de una provisión económica de 4.742.600 euros a "la primera fase del soterramiento", consistente en la anunciada eliminación del paso a nivel, soterrando las vías y canalizando la circulación peatonal y de vehículos mediante la construcción de una rotonda en la superficie. Tal y como recordó Castellón, el Ayuntamiento se comprometió ayer presupuestariamente con la ejecución de este proyecto, atendiendo al acuerdo alcanzado el pasado mes de julio, cuando las partes (las tres administraciones), se emplazaron a septiembre para remitirse los compromisos económicos aprobados en sus respectivos órganos de gobierno.

Los préstamos participativos deben ingresarse antes del 30 de enero de 2018

El Consistorio ya lo ha hecho. La provisión municipal, que aparecerá reflejada en los cuentas del Ayuntamiento para el ejercicio de 2018, corresponden al porcentaje contemplado en el convenio de 2010 relativo a la integración urbana del ferrocarril (el soterramiento). Este tramo correspondiente al paso nivel de El Puche, que es considerado por el Partido Popular como la primera fase del proyecto global, ha sido valorado en 23 millones de euros (IVA incluido). En función del citado convenio, donde la aportación municipal para cubrir los costes es del 20,62% , aporta la cifra reflejada de esos 4,7 millones. "Es una aportación máxima", abundó el primer teniente de alcalde, en referencia a las bajas económicas que suelen producirse en los procesos de licitación.

Pero esta cuestión es secundaria con respecto a la respuesta que desde el equipo de gobierno municipal se espera del resto de las administraciones implicadas en este minisoterramiento, especialmente por parte de la Junta de Andalucía. El edil incidió en los porcentajes comprometidos en el seno de la Sociedad Almería Alta Velocidad, que reparte la cofinanciación restante entre Fomento, con una aportación establecida en un 67%, y el Gobierno andaluz, del 12,38%. "La Casa tiene su partida correspondiente, y ahora le corresponde hacer lo mismo a la Junta y al Grupo de Fomento", manifestó el representante municipal, quien quiso incidir en la importancia de esta provisión presupuestaria sin la cual, según señaló, Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), no podría licitar las obras, un paso que quiere darse "antes de que finalice año" al objeto de que haya obras en El Puche el próximo. "Nosotros hemos cumplido nuestro compromiso y, sobre todo, la Junta de Andalucía tiene que adoptar esa garantía presupuestaria antes de que finalice septiembre para poder hacer la encomienda de gestión". Y es que, al ser considerado la primera fase del soterramiento, es la sociedad Almería Alta Velocidad la que debe encargar la gestión de las obras a Adif, siendo el Administrador quien se ocupe de la licitación y adjudicación de las mismas. De hecho, estos "otorgamientos de préstamos participativos" deben ser ingresados a la Sociedad antes del 30 de enero de 2018.

La provisión económica de ayer se ha producido un día después de que el Ayuntamiento haya recibido el proyecto de eliminación del paso a nivel. Castellón no trasladó su contenido en la comparecencia de prensa dada una justificada premura y a la espera de que los técnicos municipales puedan analizar de forma somera la actuación prevista. No obstante, se conoce a grandes rasgos en qué consistirá este minisoterramiento.

La supresión del paso a nivel de El Puche supone actuar en 1.150 metros, el espacio comprendido entre el Polígono Sector 20 y las inmediaciones del paso superior de la carretera de Níjar, donde se mantendrá un radio mínimo en planta de 750 metros y un tramo entre pantallas de 645, actuación válida y adaptada a la doble vía soterrada de la futura llegada del Corredor Mediterráneo. Plantea la construcción de una glorieta, de unos 80 metros de diámetro exterior, en la que confluirán seis viales (calles Isla Cabrera y Rosa Chacel, Avenida de la Tolerancia y Avenida del Mare Nostrum, calle Mariana Pineda -continuidad de la carretera de Sierra Alhamilla- y carrera del Mamí) y un tramo de 170 metros soterrado.

Las obras tendrán una duración de trece meses y durante diez de los cuales la estación de Huércal-Viator, actualmente sin uso, volverá a ser utilizada para asumir el tráfico ferroviario de la capitalina intermodal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios