La Guardia Civil sorprende a tres furtivos en la comarca de los Vélez

  • Efectivos del SEPRONA sospecharon del vehículo con remolque y cargado de perros de caza

Durante la madrugada del pasado 15 de marzo, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Chirivel, sorprenden a tres cazadores furtivos que acababan de abatir un jabalí, con una jauría de perros, y habían capturado sus dos crías.

Esta actuación se enmarca en los servicios que a diario realiza la Guardia civil con el objeto de prevenir y erradicar el ejercicio de la caza furtiva en nuestra provincia, que los agentes llevan a cabo en diferentes lugares de interés medioambiental y cinegético de la provincia.  

Esta actuación se inicia cuando los agentes, que se encontraban una zona de interés cinegético en el término municipal de Los Vélez, observan unas linternas encendidas en medio de la noche y escuchan gruñidos de un animal, observando al acercarse como un jabalí yacía muerto en una zona próxima al camino por donde transitan, probablemente por las mordidas de perros.

A continuación, la Guardia Civil sin perder de vista el haz de luz de la linternas y por los ladridos de los animales, localiza y da alcance a un vehículo ocupado por tres personas y con el remolque lleno de perros de caza de la raza Dogo de gran tamaño con restos de sangre en la boca.

Tras mantener la conversación con los ocupantes, los agentes pueden observar como llevaban restos de sangre fresca en los pantalones y en las manos comprobando además como en el interior del vehículo llevaban las linternas y machetes manchados con sangre, también fresca. 

Durante su entrevista, los cazadores acaban por explicar a los agentes que han dejado al jabalí ya muerto, en el mismo lugar donde los habían encontrado los agentes del SEPRONA, y habían capturado las dos crías, muriendo una de ellas en el transcurso de su conversación, probablemente por las heridas provocadas.

Toda esto ocurre en coto de caza privado y sin autorización, como pudieron comprobar más tarde los Agentes del SEPRONA, por lo que les informan de su investigación como presuntos autores de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.

Además, todas las actas por las infracciones observadas por los agentes de la Guardia Civil, fueron remitidas a la Delegación Provincial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios