La Junta autoriza la apertura de Ejido Medio Ambiente tras cinco meses

  • Los agricultores con plantaciones más tempranas comenzaban a quejarse de no tener un lugar en el que dejar los residuos · Sonia Rodríguez apuntó que se ha comprobado que la planta ya está en condiciones

Las protestas de los agricultores por la acumulación de residuos vegetales en el Poniente Almeriense han sido escuchadas. La delegación provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha decidido levantar las medidas cautelares sobre la gestión de la planta Ejido Medio Ambiente, que lleva cerrada más de cinco meses, después de que el pasado nueve de agosto un incendio en dichas instalaciones llevara a la administración autonómica a paralizar su actividad.

La delegada provincial de Medio Ambiente, Sonia Rodríguez, puntualizó que la Junta ha comprobado que la planta cumple ya con las condiciones necesarias para la gestión de los residuos orgánicos tras haberse reparado los daños del incendio.

La resolución fue firmada ayer y, según fuentes de la delegación, será comunicada a Ejido Medio Ambiente, que de momento ayer permanecía cerrada.

Entre las actuaciones que se han desarrollado en la planta para su puesta en funcionamiento nuevamente se encuentran la reactivación de la red de hidratantes a fin de evitar nuevos incendios, la restauración del vallado exterior, la reposición de la maquinaria afectada y la adecuación de los sistemas de recogida. Sin embargo, el expediente sancionador que se abrió para investigar una posible negligencia en torno a los hechos que provocaron el fuego sigue su curso, pues se trata de un trámite administrativo "muy complejo" que hay que estudiar con detenimiento para estudiar si la planta incurrió o no en un delito muy grave.

La decisión de la Junta coincide con el comienzo del arranque de las cosechas de los agricultores con plantaciones más tempranas que se quejaban de no poder limpiar sus invernaderos al no tener un lugar donde dejar los residuos.

Precisamente, la candidata socialista a la alcaldía de El Ejido, Guadalupe Fernández, ha anunciado que se va a reunir con las organizaciones agrarias con el fin de proponerles la creación de una comisión de seguimiento de la gestión de los residuos agrícolas, en la que participen tanto los representantes de los agricultores como los grupos políticos que tienen representación en la Corporación.

Fernández aludía, así mismo, a la mala imagen que podría dar la provincia de no abrirse la planta para el tratamiento de los residuos agrícolas, ya que hasta ahora los agricultores no tenían donde llevarlos. Precisamente, la candidata socialista aseguraba haber recibido en las últimas semanas "numerosas quejas por parte de agricultores preocupados ante la acumulación de residuos vegetales generados durante la campaña de otoño".

Fue el 9 de agosto cuando la planta de tratamiento de residuos orgánicos comenzó a arder y no paró hasta un mes después, motivo por el que la Junta suspendió el ejercicio de la actividad el 10 de septiembre, para estudiar si la planta incurrió en delito. Y es que este no ha sido el primer año en el fuego se ha apoderado de la planta.

Pero, los problemas de Ejido Medio Ambiente no acaban ahí. El litigio entre Morgan Aqua y los hermanos Lirola por la propiedad de la planta todavía continúa en los tribunales.

El pasado mes de julio Morgan Aqua denunció la ocupación de la planta por parte de los Lirola de manera ilegal, culpándolos, además, de ser los responsables del incendio, que obligó, durante un mes, a los ciudadanos de El Ejido y a los veraneantes de Almerimar a respirar aire, en cierta medida, contaminado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios