La Junta descarta un acceso a la Cala San Pedro

  • Fuentes de Medio Ambiente señalan que no han recibido un proyecto con lo que quiere hacer el Consistorio

La delegación de Medio Ambiente de la Junta ha descartado la posibilidad de estudiar la creación o continuidad de un acceso rodado que permita acceder a la Cala de San Pedro, en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar tal y como ha planteado el Ayuntamiento nijareño, que recientemente expresó su intención de solicitar una autorización al Gobierno andaluz a tal fin al ver esta opción como "la única medida efectiva" para solucionar el problema de asentamientos y prácticas ilegales. Fuentes de la Consejería han señalado a Europa Press que hasta el momento no se ha recibido ningún proyecto en este sentido de forma que el Ayuntamiento "tiene que definir lo que quiere hacer" en este paraje, si bien el alcalde, Antonio Jesús Rodríguez, ya anunció en la primera reunión de trabajo creada en el seno de la Junta Rectora del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar su intención de recuperar el paraje a través del consenso de todas las partes implicadas.

Así, desde Medio Ambiente han indicado que "se podría estudiar la mejora del acceso, siempre y cuando se tratara de un acceso peatonal, como una cuestión puntual para mayor seguridad de los caminantes". Sin embargo, descarta la posibilidad de crear un acceso a vehículos debido a que en la planificación del parque -regida a través del PORN-, la Cala de San Pedro se establece en la zona B1, que advierte de la prohibición expresa de la apertura de nuevos caminos o pistas. Rodríguez adelantó su intención de presentar en los próximos días una petición para que se autorice la creación un acceso a la Cala de San Pedro, que garantice la entrada a esta playa a los servicios de vigilancia, seguridad y asistencia en caso necesario. «Se trataría de continuar el acceso acondicionado recientemente por los propietarios de la finca donde se ubicó el estacionamiento de vehículos el pasado verano hasta la misma cala», indican desde el Consistorio.

El tramo sobre el que se quiere actuar tiene una distancia de un kilómetro y medio y lo que se pretende por parte del Ayuntamiento "es convertir la actual vereda en una pista de tierra de unos dos metros de ancho y acotada por una verja en sus extremos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios