La Junta labra un nuevo camino a 12 mujeres en riesgo de exclusión social

  • Igualdad ayuda al colectivo con un taller de formación teórico-práctica, centrado en la atención a las personas dependientes

"Nunca antes había trabajado y con esta experiencia me he descubierto a mi misma. He sido capaz de ayudar a otras personas que lo necesitan en su día a día". Denia Kolesnikae es una de las doce alumnas del taller de empleo promovido por la Asociación para la Atención Integral a Mujeres en Riesgo de Exclusión Social (AIMUR), en el que se han formado en atención social. Denia tiene 38 años y asegura que tras esta experiencia "estoy pensando en matricularme en dietética y nutrición y seguir en contacto con el colectivo de personas mayores". El taller de empleo clausurado por el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Alfredo Valdivia ha estado dirigido a mujeres víctimas de violencia machista, mayores de 25 años y con dificultades de inserción laboral. Durante un año, además de la formación específica, las alumnas han realizado prácticas profesionales, por lo que han recibido una beca salario. Quienes superan con éxito el taller de empleo, reciben al terminar un Certificado de Profesionalidad, que les acredita como profesionales cualificados en sus especialidades, lo que les ayudará a encontrar empleo.

Durante el acto de clausura del taller Formando para Insertar, Valdivia ha destacado "el esfuerzo económico realizado por la Junta de Andalucía para aportar la inversión de 19,5 millones de euros que permite poner en marcha 68 talleres de empleo y casas de oficios en la provincia de Almería, en los cuales están participando 949 personas desempleadas y con dificultades de inserción laboral que se están formando y trabajando durante un año en especialidades demandadas por el mercado de trabajo y relacionadas con sectores emergentes como la atención a las personas en situación de dependencia, las nuevas tecnologías, el turismo y la hostelería, la recuperación y conservación del patrimonio o las energías renovables". El delegado les ha recordado "la apuesta decidida de la Junta en pro de la igualdad de género y su compromiso en la lucha contra la violencia machista, una lacra execrable que debemos desterrar cuanto antes de nuestra sociedad". Para Alfredo Valdivia, "iniciativas como este taller de empleo contribuyen a mejorar la calidad de vida y a ofrecer una alternativa para reconstruir sus vidas a aquellas mujeres que han sufrido malos tratos". La presidenta de Almur, Mercedes Díaz, ha aplaudido la iniciativa y ha señalado que "ha sido un proceso de inserción al mundo laboral, en el que además las chicas se han podido formar". "La mayoría de ellas son mujeres de otros países con falta de autoestima que han conseguido a través de este taller culminar su período de adaptación en Almería". Las 12 alumnas trabajadoras del taller han recibido, desde enero de 2013, un total 1.920 horas de formación teórico-práctica, centradas la atención a personas dependientes, tanto en el hogar como en centros residenciales y unidades de estancia diurna.

Además, se han proporcionado a las alumnas las herramientas necesarias para la búsqueda activa de empleo y se ha trabajado para mejorar su confianza y autoestima, dañada en algunos casos tras los episodios de violencia machista. Las clases teóricas y prácticas se han impartido en la Residencia de Personas Mayores y Centro de Estancias Diurnas La Esperanza, en la Residencia de Personas Mayores El Zapillo'de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, en los centros de la Federación Almeriense de Asociaciones de Personas con Discapacidad (FAAM) y en la empresa de atención domiciliaria Palacio de Arboleas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios