Lecciones de vida para aprender los misterios de la cocina y la solidaridad

  • 28 personas reciben sus diplomas de dos talleres de Empleo de Garrucha y Mojácar

Comentarios 1

La emoción descargaba lágrimas de los ojos de algunas alumnas de los Talleres de Empleo de Mojácar y Garrucha que ayer, en el acto de clausura, recibieron de manos de la delegada de Empleo, Francisca Pérez Laborda, los respectivos diplomas que acreditan la formación obtenida. Veintiocho personas desempleadas mayores de 25 años y con dificultades para insertarse en el mercado de trabajo, han recibido formación y realizado prácticas laborales en las ocupaciones de 'Atención socio sanitaria a personas con discapacidad' en el Taller de Mojácar, y 'Cocina y restauración' en el de Garrucha. Ambos Talleres han contado con una inversión de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía de 610.602 euros.

Las dieciséis alumnas del Taller de Empleo 'Mojácar' y las nueve mujeres y tres hombres del Taller de Empleo 'Garrucha' eran conscientes del gran paso que ha significado para su futura vida laboral haber asistido durante un año a cursos de formación específica. Se da el caso de que dos alumnas han recogido sus diplomas con sus bebés nacidos hace cuatro días y, a pesar de ello, no han faltado a las clases más que los días imprescindibles. La alcaldesa de Mojácar, Rosa María Cano, destacaba la faceta humana del Taller de Empleo 'Atención socio sanitaria a personas con discapacidad': "ahora tenéis una alternativa más para encontrar trabajo. Para mí, la mayor alegría sería que os pudierais colocar todas. Sé que en los centros dónde habéis realizado prácticas habéis dejado un buen recuerdo y eso dice mucho de vuestra profesionalidad porque el desempeño de este trabajo es vocacional". Por su parte, la Delegada de Empleo manifestaba "la ilusión que me produce asistir a la clausura de este primer Taller de Empleo que ha habido en Mojácar porque la crisis también había afectado al municipio. Se precisaban otros yacimientos de empleo distintos al del turismo o la restauración".

Destacaba igualmente Pérez Laborda la gran apuesta efectuada por la Consejería de Empleo al invertir casi 350.000 euros. Además de la formación concreta en la especialidad, las alumnas del Taller 'Mojácar' han asistido a clases de formación compensatoria en los casos en los que la necesiten, inglés, informática, igualdad de género, sensibilización medioambiental y fomento de la actividad emprendedora, contando con el asesoramiento de los Centros de Apoyo al Desarrollo Empresarial y técnicos del Servicio Andaluz de Empleo, así como con visitas y prácticas en empresas y organización de los distintos sectores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios