En el Levante se pasa hambre

  • La presidenta de Cruz Roja Mojácar, Beatriz Gómez, ha realizado un balance de la situación actual del municipio así como del global de la provincia

Comentarios 2

Las colosales fortunas y las incalculables miserias comparten un interés común: permanecer en el anonimato. Las primeras, tal vez, debido a un asomo de bochorno; las segundas, quizá, al reparo de la vergüenza en un país dónde, según Pemán, "hay que salir a la calle con un palillo en la boca aunque no se haya comido". Es el teatro de la apariencia y del fotosó. Así, ni unos dicen cuánto tienen, ni otros hablan de cuánto falta. La realidad, sin embargo, es apabullante: en el Levante almeriense se pasa hambre del verbo buscar en los contenedores de basura. "No vaya usted a poner mi nombre, pero mis hijos no se van a quedar sin comer. Ya no sé qué hacer, llevo cuatro meses sin cobrar ni un euro, ni el suplemento ese o cómo se llame, ni trabajo ni nada". La Comunidad Europea ha avisado al Gobierno español de que "la pobreza se extenderá durante los próximos años si no logra frenar la subida del paro, que afecta ya al 19,3% de la población activa, una tasa que duplica la media comunitaria y es la segunda más alta de la Unión Europea, sólo superada por Letonia. El Ejecutivo comunitario calificó además de dramática la tasa de paro juvenil, que se sitúa ya en el 41,7% de la población activa".

En el Levante almeriense se pasa hambre del verbo "mi marido tiene depresión, lleva más de dos años sin trabajo; yo hago lo que puedo y no me tiro a la mala vida porque mi marido se mata".

El Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora, en colaboración con Cáritas, ha organizado una vez más la Campaña Solidaria cuyo objetivo es la recogida alimentos. Decenas de personas han participado en esta campaña en la que se han recogido 400 kilos de alimentos no perecederos, además de algunas donaciones.

Esta campaña humanitaria de ayuda a los más necesitados está enmarcada dentro del Plan 2009 de Servicios Sociales. Con esta campaña solidaria, Cáritas podrá cubrir las necesidades básicas de parte de la población más desfavorecida del municipio cuevano con la entrega de estos alimentos.

Todas las aportaciones recibidas se han entregado íntegramente al Banco de Alimentos de Cáritas, a través de su representante en el municipio, el párroco Antonio Jesús Martín Acuyo.

"Casi el 50% de los hogares sin empleo en España son relativamente pobres, frente al 37% de media en los países de la OCDE, según los datos de esta organización citados por el Ejecutivo comunitario. Además, el 90% de los españoles tiene dificultades para obtener una hipoteca, y el 78% ve problemas para lograr un crédito, los porcentajes más altos de la Unión Europea, según los datos del Eurobarómetro".

Fuentes de la Policía Local de Vera estiman que durante el año reparten entre trescientos y cuatrocientos bocadillos y refrescos a transeúntes que no logran albergue, si bien, precisan, algunos indigentes prefieren un banco de la plaza como alojamiento.

La puerta del Hogar San José, en Vera, está abierta a quien lo precise pese a la penuria que convive con las monjas Carmelitas, "aquí ya no nos queda nada, lo hemos repartido todo. Vaya usted a la puerta lateral de la iglesia de la Encarnación, allí puede usted hablar con alguien que le de más información".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios