'Lluvia de millones' para paliar los daños de la gota fría

  • El Gobierno destinará 20 millones para arreglar la desaladora de Palomares · Los ayuntamientos podrán contratar más personal para el arreglo de infraestructuras

Comentarios 1

Los ayuntamientos de las comarcas del Almanzora y el Levante afectados por las lluvias torrenciales de finales del mes de septiembre podrán evadir el veto de contratar a más personal tal y como aprobó el Gobierno Central para potenciar así la reparación de las infraestructuras afectadas por la gota fría. Es una de las novedades que traen consigo las nuevas enmiendas aprobadas ayer en el Consejo de Ministros del Real Decreto-ley 25/2012, de 7 de septiembre, por el que se aprobaban medidas urgentes para paliar los daños producidos por los incendios forestales y otras catástrofes naturales ocurridos en varias comunidades autónomas y ayudar a las poblaciones que han sufrido inundaciones por lluvias torrenciales en los últimos meses.

Así lo adelantó ayer el presidente del PP de Almería, Gabriel Amat, que destacó la "rapidez" de actuación del Gobierno que preside Mariano Rajoy para atender las necesidades de los municipios almerienses a los que se van a destinar más de 60 millones de euros a actuaciones en la provincia.

De esa cantidad, más de 20 millones de euros irán destinados al arreglo de la desaladora del Bajo Almanzora en Palomares (Cuevas del Almanzora) y otros tantos para el arreglo del puente en el kilómetro 514 de la autovía del Mediterráneo (A-7) y también a la construcción del puente de la Autopista Vera-Cartagena.

Durante la comparecencia en la sede del PP en la capital, el portavoz adjunto en el Congreso y diputado nacional por Almería, Rafael Hernando, desgranó las enmiendas que se recogen en el Real Decreto que van desde la exención del IBI para titulares de inmuebles o explotaciones agrícolas y ganaderas aún cuando carezcan de seguro; las ayudas para el pago de bienes y enseres hasta un total de 2.850 euros a los particulares, las ayudas para establecimientos agrarios o ganaderos que pueden llegar hasta 8.000 euros hasta ayudas por fallecimiento (en Almería fallecieron tres personas), ayudas a las corporaciones locales por los efectos de las inundaciones por los gastos de retirada de lodo, la limpieza de vías y entornos para restablecer la normalidad, así como la retirada de animales muertos; y la declaración de emergencia sobre actuaciones o reparaciones y restauración de infraestructuras de titularidad estatal.

Hernando detalló que después de la publicación del Real Decreto Ley en el Boletín Oficial de Estado todos los afectados tendrán un plazo de dos meses para solicitar las ayudas económicas y finalizado ese tiempo, el Gobierno Central responderá en treinta días. "Un ejemplo de celeridad a la hora de dar respuesta a los problemas de los almerienses afectados por las lluvias torrenciales", añadió el diputado nacional.

Las reacciones a este anuncio no se han hecho esperar y desde Asaja (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores) se considera que estas medidas se han quedado "cortas", ya que a juicio del presidente de la entidad en Almería, Francisco Vargas, "no permitirán sufragar las cuantiosas pérdidas producidas y además se hacen necesarias medidas complementarias por parte del Gobierno andaluz para ayudar a levantar esta zona, ya sea con la puesta en marcha de planes de mejora, ayudas para el cese anticipado en la actividad agraria o con ayudas para la incorporación de jóvenes agricultores".

Desde Asaja se recuerda que los servicios técnicos de la organización están a disposición de quien lo necesite para poder solicitar las ayudas si han sufrido daños en sus explotaciones agrarias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios