Luz verde a un parking de dos plantas en Playa Serena

  • El Pleno aprobó ayer esta infraestructura con 1.100 plazas de las que la mitad se pondrán a la venta · El tema central de discusión fue el trasvase de agua del Ebro

El debate sobre el agua fue el asunto que suscitó más polémica en el Pleno que celebró ayer el ayuntamiento de Roquetas de Mar, al presentarse sendas mociones por parte del PP y PSOE, apareciendo una vez más el enfrentamiento entre el alcalde Gabriel Amat y el único concejal de Indapa, José Porcel. Los socialistas defendieron en su moción la gestión del agua que realiza la Junta, y el equipo de Gobierno sacó adelante con su mayoría absoluta la moción sobre Agua para todos, de forma que la discrepancia existente en todo el territorio español, y que está crispando desde hace años el panorama político del Estado por la paralización del trasvase del Ebro al llegar el Gobierno de Rodríguez Zapatero a La Moncloa, alcanzó al parlamento local roquetero.

El concejal socialista Juan Manuel Olmo recordó, dando lectura a una moción que ya defendió su grupo en otros municipios, como Adra, que el Gobierno central no derogó la totalidad del Plan Hidrológico Nacional, sino tan sólo la parte relativa al trasvase del Ebro, al considerarlo el PSOE una "obra faraónica, de presupuesto descomunal, irrealizable y costosísima medio ambientalmente". Olmo mantuvo que en la actualidad no hay déficit hídrico en la provincia y que con las obras previstas "en dos años habrá un superávit de casi el 30%. El PHN sólo garantizaba 95 Hm3 para Almería y ahora se está trabajando para alcanzar más de 200. Almería está suficientemente abastecida. El debate del agua es ideológico. Votamos No".

Por su parte el alcalde y presidente provincial del PP, Gabriel Amat, denunció que de los más de 225 millones de inversión previstos para la empresa pública del agua Acuamed, sólo se había ejecutado el 13%, según datos de Medio Ambiente, defendiendo la alternativa conjunta de trasvases y desaladoras porque "las desaladoras proyectadas por los gobiernos del PP las está terminando Rodríguez Zapatero, pero lo que no hace es trasvasar agua de donde la hay a donde no. Las membranas de las desaladoras sólo duran 15 años". Amat acusó a los socialistas, en un debate que cada vez se fue acalorando más, de "estar robándonos la cartera con el agua, el tiempo será quien nos dé la razón a unos u otros. Nuestros hijos dirán quiénes son los culpables de la situación que haya". El presidente de la corporación local recordó las palabras del presidente de la Junta, Manuel Chaves, al ponerse en Almería la primera piedra del paralizado trasvase del Ebro durante el último Gobierno popular, afirmando entonces que lo importante no era la primera piedra "sino la última".

En relación a los temas municipales, el Ayuntamiento aprobó ayer, con la abstención de Indapa, la construcción de un aparcamiento público subterráneo en la zona ajardinada comprendida entre el paseo central y la avenida Playa Serena de la Urbanización. Con capacidad para casi 1.100 vehículos, tendrá dos plantas y se pondrá a la venta una de ellas para particulares. Se aprobó también con la abstención de Indapa, modificar la ordenanza municipal que regula el uso y aprovechamiento de las playas, al igual que la de protección y uso de parques, jardines y zonas verdes, y el nombramiento de miembros de la comisión de seguimiento del convenio colectivo de personal laboral.

Por unanimidad salió adelante el proyecto de actuación en el paraje del Algarrobo frente al Camino del Puerto, al igual que la solicitud a la Universidad de Almería para que inicie la tramitación de la creación de una Facultad de Medicina.

Mucho debate generó una moción socialista sobre la necesidad de un centro de día para mayores en Aguadulce, acusando el concejal de Urbanismo, José María González, al PSOE de haberse opuesto a su realización en anteriores legislaturas "queriendo ponerse ahora la medalla de su construcción". Amat afirmó estar de acuerdo en ceder suelo a la Junta para la realización inmediata de este servicio.

El portavoz socialista y ex senador Juan Miguel Peña condicionó a la eficacia del servicio de limpieza y mantenimiento diario durante el verano, de cara a la temporada turística, el apoyo de su grupo a la ordenanza de playas.

En cuanto a zonas verdes, la plaga conocida como picudo rojo en las palmeras, provocó que Porcel pidiera de forma vehemente que "el municipio se declarara saturado de palmeras, porque ya hay suficientes", comprometiéndose Amat a continuar trabajando en la misma línea "para que el picudo afecte lo menos posible, porque hay un control de la Junta, y no entra ninguna palmera si no hay un examen correcto".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios