Luz verde a unos presupuestos más inversores en 2014

  • El Consistorio se beneficiará de las medidas económicas aprobadas por el Gobierno central

El alcalde del municipio, Francisco Góngora, se ha mostrado muy satisfecho tras la presentación por parte del Gobierno central a la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL) del informe sobre la modificación de las condiciones financieras de la primera fase del mecanismo de financiación de pago a proveedores, que contempla tanto la posibilidad de ampliación del plazo de amortización y de carencia como la rebaja del tipo de interés, con el fin de facilitar a las entidades locales afrontar su devolución, y bajo determinadas condiciones para mejorar su situación financiera.

El regidor ha recordado que en 2012 y para hacer frente a los impagos a proveedores del Ayuntamiento desde 2006, el municipio de tuvo que concertar una operación de endeudamiento a largo plazo, por un importe de 115.561.901,35 euros, casi el 50% de las operaciones suscritas en la provincia de Almería.

"Un porcentaje que pone de manifiesto lo increíblemente mal que se hicieron las cosas en este Ayuntamiento durante muchos años, así como el autentico calvario y sufrimiento al que sometieron a cientos de proveedores, que en la mayoría de los casos llevaban muchos años sin cobrar y algunos de ellos, incluso ya desaparecidos, fueron arrastrados al cierre de sus empresas por la morosidad del gobierno del PAL", explica Góngora.

En este mismo sentido, el alcalde recuerda que "ya en el último pleno se hizo referencia a la infinidad de viajes a Madrid y Sevilla para solicitar medidas adicionales para nuestro municipio, al margen de otra intensísima actividad más informal en el mismo sentido, pero siempre con el fin de garantizar que los ejidenses no tengan que seguir sufriendo las consecuencias, o al menos que éstas sean lo más llevaderas posibles."

"Estas medidas nos permitirán afrontar la gestión con un escenario económico muy diferente al actual, así como contar con presupuestos en los que se va a mejorar", explica Góngora.

En concreto, las medidas aprobadas por el Ministerio a las que se acogerá el Ayuntamiento permitirán ampliar el periodo de amortización de 10 a 20 años, así como el plazo de carencia, que se amplía de 2 a 4. Asimismo el Ayuntamiento podrá beneficiarse también de una reducción del tipo de interés de unos 41 puntos básicos, a la cual se descontará el posible coste de la intermediación bancaria por cambio de operativa y contratos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios