Manifestación para que el Gobierno modifique la ayuda a Asprodalba

  • Desde la asociación para dispacitados esperan una rectificación del Ministerio de Igualdad de la subvención para reformar el centro que da servicio a 75 usuarios

Vecinos del municipio de Vera y de la Comarca se dieron cita ayer en la Plaza Mayor de Vera para apoyar a Asprodalba -asociación que ayuda a las personas con discapacidad intelectual- en busca de una rectificación sobre la subvención del 0,7 que concede el Ministerio de Igualdad. Una ayuda con la que pretendían arreglar las instalaciones de este centro que cuentan con 33 años y en los que se dan servicios a un total de 75 usuarios.

Así tanto familiares de los usuarios como vecinos en general se están volcando con una causa que consideran "injusta, desde el tejido asociativos de la provincia y de nuestra Comunidad Autónoma se priorizaba nuestro proyecto, es decir varias asociaciones renunciaban a su ayuda si con ese dinero nosotros íbamos a poder arreglar el centro, pero desde el Ministerio no se ha hecho caso y se ha repartido el dinero sin tener en cuenta la solicitud", recordó el presidente Francisco Alonso.

Así el día de ayer fue especial para todos los que forman parte de Asprodalba y es que se nota el cariño que la gente tiene por todos ellos, los usuarios son parte de sus familias y así se pone de manifiesto en el trato y en el día a día. Precisamente familiares de los usuarios destacaban que lo mejor de todo con lo que se cuenta en Asprodalba es "con el cariño con el que se trata a los usuarios, se nota que los quieren, ellos van a diario con ganas y lo mejor es que se les dota de autonomía y trabajan y hacen sus quehaceres diarios con independencia, no se trata de un lugar al que acuden a pasar el día sino que ellos trabajan allí, aprenden y eso les encanta".

Los vecinos que se acercaron hasta la concentración, que acabó con una cogida de manos entre todos los asistentes, eran conscientes de las necesidades que hay en el centro que cuenta con techos de uralita, hay humedades en varias zonas y tienen que arreglar los accesos y es que hay que recordar que el centro está construido sobre la base de lo que era una granja de pollos y que cuenta con más de tres décadas.

El director técnico de Asprodalba, Ignacio Martín, y el presidente, quisieron en el día de ayer agradecer las muestras de solidaridad que día a día reciben de los vecinos de la zona y provincia y que no dudaron en firmar para plasmar la necesidad de una rectificación.

Por lo pronto esperan que se pueda continuar con los proyectos de futuro que tienen marcados para esta entidad y confían en que llegue una rectificación, de no ser así después de Navidad el próximo día siete tanto el director como el presidente se encerrarán en las instalaciones para protestar por esta decisión "injusta". Al igual que para los miembros de la directiva, los familiares de los usuarios recibieron como un jarro de agua fría la noticia de que no podrían realizar las reformas y es que "confiábamos en que con ese dinero el centro mejoraría en sus infraestructuras e igualarlas así ala calidad de su atención a las personas con discapacidad".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios